18 de octubre de 2019
7 de enero de 2009

Agro.- El sector del huevo requiere 600 millones hasta 2012 para adaptar las granjas a la directiva europea

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La avicultura de puesta española requiere una inversión total de alrededor de 600 millones de euros para la adaptación de las granjas a la directiva europea de alojamiento de gallinas ponedoras, que entrará en vigor el 1 de enero de 2012, según estimaciones de la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Inprovo).

En un comunicado, Inprovo apeló a las administraciones públicas y a las entidades financieras a que apuesten por el futuro de las empresas del sector que, según afirmó, se enfrentan a un proceso de cambios "sin precedentes".

"A medida que se aproxima el año 2012 se van viendo con más claridad las dificultades de este proceso: por un lado, el sector necesita de una enorme capacidad de financiación y, por otro, de todas las ayudas públicas disponibles para que las granjas españolas puedan continuar produciendo los huevos que se consumen en nuestro país", advirtió la interprofesional.

La cabaña de ponedoras en España registró una bajada de un 4,9% en 2008, por lo que el descenso acumulado en los últimos cuatro años (entre 2005 y 2008) es del 20,3%.

CAE LA PRODUCCIÓN

La media de ponedoras estimadas en este último año estaría en 40,4 millones, y la producción española prevista es de 884 millones de docenas, un 4,8% inferior a la de 2007. España es uno de los primeros productores de huevos de la UE, con un 13% del volumen total en 2007.

Los datos de comercio exterior intracomunitario para España, disponibles hasta el primer semestre de 2008, ofrecen un balance positivo de 62.304 toneladas de saldo exportador neto, lo que supone un 56% más que en el mismo periodo del 2007. El comercio con países terceros muestra en los nueve primeros meses de 2008 un resultado neto positivo de 7.836 toneladas, un 38% más.

Según Inprovo, los huevos y ovoproductos procedentes de países terceros han tenido acceso libre al mercado comunitario ante la pérdida de competitividad del huevo de la UE provocada por la subida de costes. Los principales países exportadores de huevos a la UE son Estados Unidos, Argentina, México, Brasil e India.

"Los costes y condiciones impuestos por la normativa de la UE, basados en el modelo comunitario de producción, junto con la imposibilidad de aplicar las mismas normas a productos importados de países terceros, perjudican claramente al sector del huevo y ovoproductos de la UE, y este efecto se acentuará aún más en el futuro", advirtió la organización.

La interprofesional se remitió a un estudio publicado por la Universidad de Wageningen (Holanda) para apuntar que, frente a Brasil y Estados Unidos, los productores comunitarios soportan más de un 30% de sobrecoste y que, de esa cifra, entre el 20% y el 25% corresponden a los costes derivados de las regulaciones vigentes en la UE que no existen en países extracomunitarios.

Según señaló, el estudio estima que la aplicación de la Directiva 1999/74 supondrá como media un incremento adicional del 8% en el coste para las producciones comunitarias.