21 de marzo de 2019
9 de agosto de 2008

El Observatorio catalán del vino cree que la rigidez del sistema europeo de plantación retrasa la adaptación del sector

BARCELONA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio de la viña, el vino y el cava de Catalunya considera que el sistema de derechos de plantación de la Unión Europea es "muy rígido", retrasa la adaptación del sector vitivinícola a las normas comunitarias y no permite la ampliación de los productores más competitivos.

El Observatorio, que depende del Instituto Catalán del Vino (Incavi), analiza en su último boletín la reforma de la Organización Común del Mercado (OCM) del vino y señala que la Política Agraria Común (PAC) "se decanta por la competitividad, frente a la protección del pequeño agricultor como base del equilibrio territorial".

Para el Observatorio, la nueva OCM de vino va ligada a una "congelación presupuestaria, ya que los recursos de los años anteriores se mantendrán pero deberán repartirse entre más países, dadas las adhesiones a la UE".

Está previsto que los derechos de plantación, que prevén hacer frente a los excedentes, se eliminarán progresivamente. Para el Observatorio, la prima de abandono tiene un efecto positivo porque se centra en los viñedos de baja calidad.

Las medidas de reestructuración y reconversión, con el fin de adaptar la producción a la demanda, supuso en Catalunya una tendencia creciente en los rendimientos, pero según los expertos podría haber dificultades para absorber las producciones de vino negro, ya que muchos productores optaron por sustituir sus plantaciones de variedades blancas por variedades negras.

La nueva reforma de la OCM del vino prevé ayudar a los 2,4 millones de viticultores a recuperar la competitividad, consolidar la reputación de los vinos europeos, y equilibrar la oferta y la demanda. Para ello aboga por la promoción a terceros países, la modernización de la cadena productiva y la reconversión de los viñedos.