21 de febrero de 2020
21 de marzo de 2016

El sector agrario catalán pierde hasta 20 millones anuales en ayudas con la nueva PAC

Algunos de los sectores más afectados son los cítricos, el arroz, la viña y los olivos

El sector agrario catalán pierde hasta 20 millones anuales en ayudas con la nueva PAC
EUROPA PRESS

BARCELONA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Trabajo Económico y Social de Catalunya (Ctesc) ha estimado que el sector agrario catalán pierde entre 15 y 20 millones de euros anuales entre ayudas directas y asociadas de la nueva Política Agraria Común (PAC) 2014-2020 en comparación con la anterior.

Así lo ha dicho en declaraciones a los medios el técnico del Ctesc Pere Castell en la presentación del estudio que este ente, presidido por Lluís Franco, ha realizado este lunes sobre el impacto de la PAC en Catalunya.

"Se trata de una estimación, pero esta pérdida ya se está notando este año porque ya se han empezado a cobrar las primeras ayudas", ha explicado Castell.

En cuanto a ayudas directas, la aplicación de la PAC por el Estado español tiene un impacto negativo para el sector agrario catalán, ya que la caída en 2015 sería de un 4,8% y podría alcanzar hasta un 7,6% respecto a la campaña de 2013, que es la de referencia del nuevo modelo.

En 2019, la reducción mínima sería de un 2,2% y podría situarse, incluso en el 7,25%, mientras que en el conjunto de España la caída de los fondos para ayudas directas de la PAC sería de un 2,51% en 2015 y de un 1,5% en 2019, según el Ctesc.

Esta evolución de las ayudas directas en Catalunya es diferente por comarcas, ya que solo las del tercio norte pueden complementar esta caída con ayudas asociadas, y los factores determinantes en la distribución son la asignación de pasturas y la orientación ganadera de este tipo de subvenciones asociadas, que da más peso a las comarcas del norte.

Algunos de los sectores más afectados son los cítricos, el arroz, la viña y los olivos, con pérdidas totales superiores al 80% en este último caso.

Así, las ayudas asociadas representan en Catalunya entre el 9,4% y 9,2% del total de ayudas directas estimadas, mientras que en España supondrían entre el 12,08% y el 11,95%, lo que se traduce en una pérdida de fondos de entre 6,6 y 7,1 millones de euros anuales para la comunidad catalana.

41 RECOMENDACIONES El estudio del Ctesc, elaborado a iniciativa propia, contempla 41 recomendaciones de cara a la revisión de la PAC que se hará en 2017, y propone tener en cuenta estos datos para superar, también, la "falta de equidad" derivada del modelo de regionalización, que supone un agravio para Catalunya en comparación con otras autonomías y distorsiona los mercados, según este organismo.

Otras recomendaciones son incorporar las superficies excluidas de los redefinidos agricultores activos en la asignación de los derechos del pago básico, una medida que afecta a la viña, la huerta y la fruta dulce.

También destaca la propuesta de una nueva ayuda asociada para los olivos, y una apuesta decidida por el desarrollo rural, sustituyendo las ayudas directas por seguros de rentas y de producción que incluyan a todos los sectores y agricultores.