22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 11 de abril de 2019

    Los beneficios de la banca andorrana descienden a 100 millones en 2018

    Las entidades consolidan su posición con 44.925 millones de euros gestionados

    Los beneficios de la banca andorrana descienden a 100 millones en 2018
    ANDORRAN BANKING

    ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La banca andorrana ha cerrado el 2018 con unos beneficios netos de 100 millones de euros, 31 menos que en 2017, lo que representa una disminución del 23,6%.

    La directora general de Andorran Banking, Esther Puigcercós, ha enmarcado este jueves en rueda de prensa la cifra de beneficios a la baja por el contexto de tipos de interés bajos y la caída de las cotizaciones de los mercados financieros, ha informado la asociación bancaria en un comunicado.

    Internamente, ha justificado Puigcercós, las cinco entidades del país --Crèdit Andorrà, MoraBanc, Andbank, Vall Banc y BancSabadell-- han asumido "fuertes inversiones tecnológicas" para adaptarse a las nuevas regulaciones internacionales.

    Este 2018 se ha cerrado con unos recursos gestionados de 44.925 millones, una cifra que se mantiene estable los últimos tres años y que se ha prácticamente duplicado la última década.

    Las entidades han inyectado 970 millones a la economía real, un 27,9% más, en forma de préstamos y pólizas, aunque la inversión crediticia ha sido de 5.909 millones, un 1,23% menos, por las amortizaciones de préstamos existentes.

    Otro dato que ha querido destacar Puigcercós es la rentabilidad financiera (ROE) del sector, del 7,31%, por encima de la media de los bancos europeos, que es del 6,85%.

    También está por encima de la media el ratio de solvencia, que se sitúa en el 16,30%, por el 14,18% del de los bancos de Europa.

    Son cifras que demuestran que "el sector en Andorra sigue fuerte y sólido, con una solvencia destacada" y una alta capacidad para ofrecer financiamiento a la sociedad, ha manifestado la directora general de Andorran Banking.

    Finalmente, Puigcercós ha destacado la importante adaptación tecnológica que han realizado las entidades andorranas, que se traduce en una inversión de 30 millones de euros, para poder implementar las regulaciones asumidas por todos los bancos europeos.