22 de noviembre de 2019
5 de marzo de 2019

El 80% de los usuarios de bus de Barcelona viajan con intervalos de paso inferiores a ocho minutos

TMB quiere mejorar la regularidad y el bus en barrios y revisar los servicios en fines de semana

El 80% de los usuarios de bus de Barcelona viajan con intervalos de paso inferiores a ocho minutos
TMB - ARCHIVO

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 80% de los usuarios de autobús de Barcelona viajan con intervalos de paso inferiores a ocho minutos, después de que haya finalizado la implantación de la nueva red de bus, que ha permitido reducir los tiempos de espera desde los 12,5 minutos.

Tras terminar esta implantación, la red de bus de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha alcanzado los 202,9 millones de pasajeros anuales, han explicado en rueda de prensa la concejal de Movilidad de la capital catalana y presidenta de TMB, Mercedes Vidal; el director de Servicios de Movilidad del Ayuntamiento, Adrià Gomila, y el director de la red de bus, Ramon Bacardí.

Pese a esta disminución de los tiempos de espera en las paradas, la velocidad comercial de los autobuses se ha mantenido estable en los últimos años --sin poder rebajar la cifra de 12,8 kilómetros--, aunque se han tomado medidas al respecto: "Si no hubiésemos hecho nada, la velocidad comercial habría empeorado", ha dicho Gomila.

Ha resaltado que están trabajando en "una nueva generación de medidas" que prioricen el bus y permitan que gane velocidad, centradas ahora en la prioridad en el paso de semáforos y en la accesibilidad al subir a los vehículos, entre otros elementos que ha citado Bacardí.

Las 28 líneas de la nueva red de bus --con 17 verticales, ocho horizontales y tres diagonales-- transportan al 60% de los usuarios de autobús, cubren el 95% del territorio de la ciudad, cuentan con 125 área de intercambio entre buses y, sumadas a las diez de la red convencional más utilizadas, prestan servicio al 80% de los usuarios y representan el 72% de la oferta.

El 70% de los usuarios de toda la red de bus dispone de información actualizada del tiempo de espera e incidencias en las paradas, después de que se hayan instalado 675 marquesinas y 78 palos solares con pantalla de información.

Las líneas más utilizadas son la H6 --con 36.800 pasajeros diarios--, la H4 --con 32.800-- y la H8 --29.700--, mientras que la línea de la red convencional con más usuarios es la 7 --con 26.000 usuarios diarios--, han detallado fuentes de TMB.

Gomila ha destacado que en los últimos años se ha incrementado el tráfico metropolitano pero se ha mantenido el del interior de la ciudad, por lo que el transporte público --y la nueva red de bus-- están absorbiendo parte del crecimiento de los desplazamientos que se está produciendo en Barcelona.

RETOS DE FUTURO

Vidal ha fijado como líneas de trabajo futuras ganar regularidad --con actuaciones como ajustes de urbanización y de gestión semafórica--, incrementar el servicio donde haya más demanda; mejorar las líneas de bus en los barrios; revisar los servicios en fines de semana; facilitar el uso de la red de colectivos con diversidad funcional y ancianos, y aplicar mejoras en las áreas de intercambio.

La concejal y presidenta de TMB ha destacado que la nueva red de bus puede valorarse ahora, después de que se hayan implantado todas las redes, porque su potencia radical en la interacción de todas las líneas "con un esquema de red finalizado", en la que se realizarán ajustes si se requieren.

UN 8 DE VALORACIÓN

Según el índice de satisfacción del usuario de bus de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), los pasajeros puntúan con un 8,01 la nueva red --la convencional tiene un 7,7--, y los aspectos mejor valorados son la rapidez, la frecuencia, la información del tiempo de paso y la conectividad.

Las líneas puestas en marcha antes de 2018 han registrado un aumento del pasaje superior al 15% desde su entrada en servicio, con los incrementos más destacados en la V7 de plaza Espanya a Sarrià, que ha aumentado en un 166% desde 2012; la V5 de Mare de Déu del Port a Pedralbes, en un 84% desde 2017; la V27 de Passeig Marítim a Canyelles, en un 64% desde 2014, y la H6 de Zona Universitària a Onze de Setembre, un 66% desde 2012.

MÁS VEHÍCULOS Y KILÓMETROS

Ente 2015 y 2018, se han añadido 66 coches al servicio diario, alcanzando los 900 que actualmente circulan en horas punta las mañanas de los días laborables, que permitirán llegar a 49,2 millones de kilómetros recorridos en 2019, cinco más al año que en 2014 --un aumento del 11,5%--.

De los 341 nuevos buses incorporados al servicio en los últimos tres años, 195 son híbridos y siete son eléctricos --a partir de este año sólo se adquirirán híbridos, eléctricos y de gas natural--, y la implementación de la nueva red también ha implicado mejoras en centenares de paradas y 43 kilómetros nuevos de carril bus, alcanzado los 207 en la ciudad.