28 de enero de 2021
1 de diciembre de 2020

Barcelona planea que en 2024 el 82% de los desplazamientos se hagan de forma sostenible

Barcelona planea que en 2024 el 82% de los desplazamientos se hagan de forma sostenible
Varias personas viajan en el metro de Barcelona, en la primera mañana después del toque de queda en la ciudad, en Barcelona, Catalunya (España), a 26 de octubre de 2020. Catalunya ha aplicado desde este domingo a las 22 horas hasta este lunes a las 6 hora - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

   La propuesta del Plan de Movilidad Urbana concreta 60 líneas de actuación y más de 300 medidas

   BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

   La propuesta de Plan de Movilidad Urbana (PMU) de Barcelona plantea que en 2024 un 81,52% de los desplazamientos se hagan a pie, en transporte público o en bicicleta, alcanzando la cifra más alta de etapas realizadas con medios sostenibles.

   Lo ha explicado este martes la concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón, en una atención a la prensa, en la que ha dicho que el Gobierno municipal ha presentado su proyecto a las entidades que integran el Pacto por la Movilidad.

   Esta propuesta se llevará a votación a la próxima Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad para su aprobación inicial y, si supera el trámite, se abrirá un período de alegaciones para, posteriormente, llevarlo al pleno municipal para aprobación definitiva.

   El PMU 2024 se marca cuatro retos: garantizar el derecho a la movilidad; velar por la salud y la seguridad de las personas; contribuir a la recuperación de la actividad económica y comercial, y combatir la crisis climática y mejorar la calidad del aire.

   Asimismo, el plan actúa en cinco grandes ámbitos: movilidad segura, sostenible, saludable, equitativa y movilidad inteligente, y propone llegar al siguiente a un nuevo reparto modal que de mayor peso al transporte público, en bicicleta y los desplazamientos a pie.

   Así, el PMU apuesta por incrementar la cuota de los desplazamientos a pie del 34,35% al 35,27%, en transporte público pasar del 37,33% al 41,35% de cuota modal, en bicicleta pasar del 2,28% al 5%, mientras que en vehículo privado se quiere reducir del 26,04% al 18,48%.

   MÁS EFICIENCIA

   Para ello, se concretarán 60 líneas de actuación con más de 300 medidas específicas, y que se centran en favorecer los desplazamientos con modos más sostenibles; reducir los desplazamientos ineficientes o contaminantes y regular y mejorar la eficiencia de la movilidad esencial.

   Entre las medidas, destacan la eliminación progresiva de aparcamientos de motos y bicis en la aceras y mejorar la "disciplina" en estos espacios; instalar ascensores y escaleras mecánicas; eliminar obstáculos, y restringir y reducir la circulación en torno a escuelas.

   En el ámbito del transporte público se proyectan 67 nuevos kilómetros de carril bus; elaborar una propuesta de ordenación de autobuses supramunicipales; impulsar Park&Ride; mejorar la frecuencia de paso del Metro, así como avanzar en el Pla de Rodalies y la L9 de Metro.

   BICICLETAS Y MERCANCÍAS

   Sobre la bicicleta y los vehículos de movilidad personal, el Gobierno municipal plantea incrementar la red actual de carriles bici en un 40% e incluir un carril de 30 kilómetros por hora en las calles de tres o más carriles de circulación.

   En relación a la distribución urbana de mercancías (DUM), se estudia implantar microplataformas logísticas de distribución de última milla en cada distrito de la ciudad; promover la carga y descarga nocturna con vehículos silenciosas, e impulsar el sistema de consignas y tasas para el ecommerce.

   HORIZONTE 2030

   Alarcón ha añadido que también se incrementarán los puntos de recarga para vehículos eléctricos y se extenderá la regulación del aparcamiento al 90% de la ciudad, además de introducir nuevos radares y cámaras de tráfico para evitar infracciones.

   La concejal ha subrayado que se trata de un PMU que cuenta con unas actuaciones contempladas con un coste de 7,16 millones de euros, y ha añadido que el proyecto está preparado para revisarse tras la Covid-19 y que prevé un planteamiento posterior con un horizonte para 2030.