12 de agosto de 2020
15 de julio de 2020

Un 65% de familias atendidas por Càritas Catalunya está en situación de pobreza severa

Un 65% de familias atendidas por Càritas Catalunya está en situación de pobreza severa
La Rambla de Barcelona amanece vacía un día marcado por la festividad de Sant Jordi, que a diferencia de otros años, este no se puede celebrar con normalidad debido a la crisis del Covid-19 y al confinamiento - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

BARCELONA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Casi dos de cada tres familias (un 65,2%) atendidas por Càritas en Catalunya se encuentran en situación de pobreza y los ingresos de los hogares han caído un 33%, según el informe 'El impacto de la Covid-19 en las familias atendidas por las Cáritas con sede en Catalunya, elaborada a partir de 550 entrevistas.

El presidente de Càritas Catalunya, Francesc Roig, ha asegurado que la situación no está afectando a todas las personas por igual, sino que "el impacto ha sido más evidente en aquellos hogares que ya estaban en una situación de mayor precariedad", ha informado la entidad este miércoles en un comunicado.

La entidad, junto a la Fundación Foessa, ya advirtieron en el informe sobre exclusión y desarrollo social en Catalunya que cerca de un millón y medio de personas en Catalunya se encontraban en situación de exclusión social durante 2018.

En abril, un 68% de los miembros de los hogares atendidos por Càritas en condiciones de trabajar estaban en paro, lo que supone un aumento de 21 puntos porcentuales respecto a principios de marzo, que era el 47%, y la entidad ha sostenido que se trata de hogares con dificultades para acceder al mercado laboral formal, pero también al informal.

Càritas ha señalado que el impacto es mayor en los hogares formados por personas de origen extranjero, por el peso que tienen los trabajos informales, ya que el 1 de marzo, un 10% de los componentes de estos hogares trabajaba en la economía sumergida, mientras que en las familias de nacionalidad española lo hacía un 2,8%.

Los ingresos de los hogares atendidos por Càritas en Catalunya se han visto reducidos en un un 33%, ingresando las familias de media unos 536 euros mensuales, y uno de cada cuatro hogares no dispone de ningún ingreso.

UNO DE CADA TRES ACUDEN POR PRIMERA VEZ

Roig ha añadido que una de cada tres personas (36%) que ha acudido a Càritas durante la pandemia es nueva o hacía más de un año que no se le atendía, y ha advertido de que si esta crisis se alarga en el tiempo y no se toman medidas adecuadas "más familias se verán obligadas a pedir ayuda a la administración o a las entidades sociales".

El 65,2% de las familias atendidas se encuentra por debajo del umbral crítico de la pobreza severa, cuando antes de la Covid-19 era el 49,7%, lo que supone un incremento de más de 15 puntos en tan solo dos meses.

La mitad de los hogares atendidos por Càritas (49%) ha tenido dificultades para hacer frente a los gastos de la hipoteca o el alquiler, y el 45,6% admite que no tiene suficiente dinero para pagar los gastos de suministros.

El 36% de las familias ha tenido que reducir los gastos de alimentación, provocando que no haya podido seguir una dieta adecuada y el 18,8% ha dejado de comprar alimentos.

Un 12% de los hogares atendidos admite que ha renunciado a un empleo o trabajo por cuidar a los niños, el 13% no dispone de conexión a Internet y el 35,8% no tiene las habilidades necesarias para hacer trámites en línea.

Según el estudio, en el 61% de los hogares, la crisis económica y sanitaria, sumada al confinamiento, ha provocado un incremento de la ansiedad y los problemas para dormir, y un 17% ha constatado un incremento de los conflictos en el hogar a raíz de la situación.

Càritas ha señalado que en esta situación es necesario que la administración impulse políticas públicas de vivienda y un "encaje correcto" entre el ingreso mínimo vital (IMV) y la renta garantizada de ciudadanía (RGC), garantizando que sean complementarias.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Catalunya