23 de septiembre de 2019
29 de septiembre de 2018

Acampada per la Llibertat sigue su "movilización permanente" en plaza Sant Jaume hasta el 1-O

Acampada per la Llibertat sigue su "movilización permanente" en plaza Sant Jaume hasta el 1-O
EUROPA PRESS

BARCELONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Acampada per la llibertat ha llenado desde las 8 de este sábado la plaza Sant Jaume --donde algunos ya habían dormido-- tras hacer un llamamiento contra la manifestación de policías convocada por Jusapol, y pretenden convertirlo en una "movilización permanente hasta el 1-O".

Así lo han declarado a Europa Press fuentes de la Acampada, que siguen en la plaza pese a los Mossos les obligaron el miércoles a quitar las tiendas de campaña por razones de seguridad.

Las mismas fuentes han explicado que la Acampada siempre ha intentando que "se dinamice el espacio, que haya gente", y que tienen la capacidad de adaptarse a la situación.

Este sábado por la tarde, una vez acabada la movilización independentista y la de Jusapol, la Acampada sigue en el lugar, con sillas y algunas mesas en vez de las tiendas de campaña.

Durante la mañana de este sábado se han hecho algunos discursos, entre los que ha destacado la intervención de la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie.

A las 11.30, la organización juvenil de la izquierda independentista Arran había convocado un Holi Festival --fiesta de los colores-- en la plaza, pero se ha acabado trasladando a la contigua plaza de l'Àngel, que da a la Via Laietana, donde Jusepol se manifestaba.

Las fuentes de la Acampada han explicado a Europa Press que respetan los actos de este sábado pero que no se responsabilizan de "todo lo que ha pasado fuera de la plaza", aunque Sant Jaume se ha vaciado durante el momento álgido de las dos manifestaciones.

Cerca de las 15 horas, algunos independentistas han vuelto a la plaza Sant Jaume después que terminara la manifestación de Jusapol, y se han sumado a los otros acampados que han estado en la plaza todo el día.

Pasadas las 16 horas, unos 200 integrantes de la Acampada per la Llibertat --unos 50 sentados y el resto rodeándoles-- siguen en la plaza mientras terminan de comer, escuchan música en directo y charlan sobre la jornada.