23 de septiembre de 2019
4 de septiembre de 2009

El alcalde de Bell-lloc d'Urgell denuncia robos y destrozos que considera acoso político

LLEIDA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de de Bell-lloc d'Urgell (Lleida), Ramon Cònsola, ha presentado cuatro denuncias en apenas tres meses ante los Mossos d'Esquadra por un robo, destrozos y el envenenamiento de un perro que, desde su punto de vista, se trata de acoso político porque "personalmente no hay razones para pensar en otra cosa".

"La familia me dice si vale la pena seguir siendo alcalde, pero a mí ni se me ha pasado por la cabeza dejarlo", afirmó hoy Consola.

A mediados de junio Cònsola sufrió el hurto de una torre de ordenador en su oficina, lo que a juicio del alcalde significa que el objetivo no era robar sino causarle algún perjuicio.

Quince días más tarde un campo de cebada de su propiedad resultó quemado, un incendio del que los Mossos no descartan que fuera intencionado, y poco después le envenenaron un perro, Flay.

En la madrugada del jueves la finca de cebada que resultó quemada y que estaba plantada de maíz quedó destrozada por el paso de un vehículo.

El alcalde, que había presentado denuncia por el fuego y el robo, presentó ayer dos denuncias, una por el destrozo del maíz y otra por el envenenamiento del perro, que en su momento no había denunciado.