9 de abril de 2020
18 de marzo de 2014

El alcalde de Flix (Tarragona) y cuatro concejales abandonan el PSC

El partido lo entiende "perfectamente" porque defienden postulados independentistas

El alcalde de Flix (Tarragona) y cuatro concejales abandonan el PSC
EUROPA PRESS

BARCELONA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Flix, Marc Mur, y otros cuatro concejales del PSC en este municipio han abandonado el partido por sus discrepancias con la estrategia de la dirección de Pere Navarro en relación al 'derecho a decidir'.

Según ha informado este martes el Ayuntamiento en un comunicado, los cinco ediles presentaron este lunes un escrito al consistorio informando de su decisión y comunicando su paso al grupo mixto, que se materializará este jueves.

En el texto presentado argumentan que el PSC actual no es el mismo que ellos se comprometieron a defender en el municipio: "Ahora el PSC está dando la espalda a todos los ciudadanos de Catalunya que creen en el derecho a decidir y quieren ejercer su derecho a votar".

Mur ya abandonó en enero su cargo en la Ejecutiva del partido para expresar su descontento por la decisión de la dirección de suspender cautelarmente de sus cargos orgánicos y parlamentarios a los tres diputados díscolos del Parlament.

En noviembre del año pasado Mur ya evidenció su distancia con la dirección del PSC cuando asumió el cargo secretario de la Associació de Municipis per la Independència (AMI), entrando así a formar parte de la Ejecutiva de esta entidad independentista.

El portavoz del PSC en la Cámara, Maurici Lucena, ha asegurado que entiende "perfectamente" la decisión del alcalde porque ya hace tiempo que se ha declarado abiertamente independentista, una línea que el partido no comparte.

Lucena ha dicho que el independentismo está en minoría en el PSC, y ha interpretado que, como Mur no tiene "paciencia" para trabajar para que esta opción se mayoritaria en el futuro, opta por irse del partido.

CRÍTICOS

Preguntado por la reunión que tienen previsto celebrar este viernes las corrientes críticas del partido, Lucena ha dicho que la situación en la formación socialista "no es tan dramática" como la pintan algunos pese que haya discrepancias entre la dirección y algunos sectores.

Ha asegurado que la dirección del partido no tomará medidas sobre los díscolos hasta que no se pronuncie la Comisión de Garantías, que tramita su expediente, y ha insistido en que lo más "sensato y generoso" habría sido que entregaran el acta tras su desplante.