3 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

La alcaldesa de L'Hospitalet cree que se ponen en riesgo proyectos "muy importantes"

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 25 May. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, mostró hoy su rechazo a las restricciones que el Gobierno central ha puesto a la posibilidad de endeudamiento de los ayuntamientos ya que ponen en peligro proyectos "muy importantes". Según la alcaldesa, la medida perjudica a los municipios que tienen sus cuentas saneadas por lo que espera que el gobierno la modifique.

Marín, que hizo estas afirmaciones durante la presentación de la valoración de la Ley de Dependencia en L'Hospitalet, explicó que su Ayuntamiento es el segundo menos endeudado de Catalunya y cierra las cuentas con superávit por lo que consideró "injusto que tenga el mismo tratamiento que otros ayuntamientos con pérdidas y un nivel alto de endeudamiento".

La alcaldesa advirtió que la medida "significaría un parón en la inversión en proyectos muy importantes y una pérdida de la financiación que viene de otras administraciones" y puso como ejemplo las ayudas europeas al Plan Urban Gornal o las de la Ley de Barrios de la Generalitat.

Así, reclamó al Gobierno central que "repiense" la medida y que modifique el decreto para que los municipios que tengan una situación saneada "puedan continuar" con la inversión. En el caso de L'Hospitalet, la deuda municipal asciende a 666 euros por habitante, según informaron fuentes municipales, muy por debajo de la media catalana.

La alcaldesa de L'Hospitalet también aseguró que los ayuntamientos no son los que aumentan la deuda del Estado, "sino que es cosa de la acción de los ministerios y de las Comunidades Autónomas".

Marín explicó que los ayuntamientos "se limitan a pedir créditos por el importe de lo que se amortiza a lo largo del año, o sea, que lo máximo que hacen es mantener el endeudamiento".