7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 13 de noviembre de 2019

    Alertan del impacto ecológico causado por la acumulación de sedimentos en los cursos fluviales

    Alertan del impacto ecológico causado por la acumulación de sedimentos en los cursos fluviales
    Río Tuerto - RUBÉN LADRERA UNIVERSIDAD DE LA RIOJA - ARCHIVO

    BARCELONA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Las comunidades de insectos, crustáceos y otros macroinvertebrados acuáticos se ven más afectados por el efecto de los sedimientos acumulados en los cursos fluviales que por el exceso de nitrato en el medio acuático, según un estudio en el que han participado investigadores de la Universitat de Barcelona (UB), la Universidad de La Rioja (UR) y del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (Irta).

    El nuevo estudio, publicado en la revista 'Plos One', se centra en sistemas fluviales localizados en el entorno de zonas vulnerables a la contaminación por nitratos, concretamente en el valle del Ebro en el oeste de La Rioja donde la normativa actual exige a los agricultores una serie de requisitos para recuperar la calidad del agua, ha informado la UB este miércoles en un comunicado.

    En diferentes cursos fluviales del área de trabajo, los expertos han estudiado la comunidad de macroinvertebrados acuáticos, que son uno de los mejores bioindicadores del estado de los cursos fluviales.

    "Los rasgos ecológicos de las comunidades de macroinvertebrados son un indicador fiable del estado ecológico y permiten determinar la calidad del hábitat fluvial de forma indirecta", ha remarcado el investigador del Instituto del Agua de la UB Miguel Cañedo-Argüelles.

    Ha remarcado que dicho estado no se debería tanto a la toxicidad del nitrato como al "deterioro del hábitat acuático" debido a los sedimentos depositados en el río por efecto de la deforestación y las prácticas agrícolas.

    La elevada concentración de nitratos -hasta cuatro veces superior a lo que indica la directiva marco del agua como nivel máximo tolerable-- resulta tóxica para algunos organismos y "favorece un crecimiento desmesurado de algas y plantas acuáticas, de manera que se altera la composición química del agua y el propio hábitat fluvial", ha remarcado el investigador de la UR Rubén Ladrera.

    "En cualquier caso, el impacto principal deriva de la alteración física del hábitat fluvial y no del exceso de nitrato en el medio acuático", ha dicho Ladrera, quien ha remarcado que se produce un desplazamiento de los taxones que viven sobre el sustrato de mayor tamaño y aumenta la densidad de los invertebrados que habitan en el sedimento seno.

    "También se ven afectados los organismos que se alimentan de las microalgas o los que respiran mediante branquias. Como consecuencia, los taxones oportunistas capaces de adaptarse a la intensa alteración del hábitat acaban dominando el medio y desaparecen los organismos indicadores del buen estado ecológico del río", ha dicho.

    Contador

    Lo más leído en Catalunya