28 de marzo de 2020
20 de diciembre de 2008

AMPL.- Financiación.- Zapatero y Montilla se reúnen en Madrid sin alcanzar un acuerdo

BARCELONA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, y el de la Generalitat, José Montilla, mantuvieron hoy una larga reunión en Madrid para negociar un acuerdo sobre el modelo de financiación para Catalunya que dé cumplimiento del Estatut, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Generalitat. Pese a las "aproximaciones", en estos momentos sigue sin haber acuerdo.

La reunión fue al más alto nivel, y también estuvieron presentes el conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, y el vicepresidente económico, Pedro Solbes, además del secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y el secretario general de la Conselleria de Economía y Finanzas, Martí Carnicer.

Del largo encuentro, que empezó a mediodía y acabó sobre las 17.30 horas, ha trascendido que sirvió para abordar "a fondo" cómo tiene que ser el nuevo modelo de financiación, pero no se entró a valorar las cuantías que tendrá que percibir la Generalitat a partir del 2009 que se desprenderían del acuerdo.

SEGUIRÁN NEGOCIANDO

Así las cosas, ambos ejecutivos proseguirán con los contactos y la negociación durante la próxima semana, ya que, pese a los acercamientos de hoy, en "cuestiones importantes" siguen habiendo "distancias" significativas, informaron desde el Govern.

Durante los últimos días, tanto Generalitat como Estado han insistido en afirmar que el acuerdo político llegará próximamente, puesto que el Estatut asegura que el nuevo modelo tendría que entrar en vigor el próximo 1 de enero. Esto significa que aún quedan once días para que los equipos económicos de ambas administraciones puedan seguir negociando.

El Estatut establecía que el acuerdo sobre la financiación autonómica catalana tendría que haberse producido dos años después de su entrada en vigor, esto es, el 9 de agosto, algo que no ocurrió.

Por este incumplimiento, el grupo de ICV en el Congreso solicitó la comparecencia de José Luis Rodríguez Zapatero para informar de la situación, aunque luego la retiró después de que el presidente de los ecosocialistas, Joan Saura, alcanzase un acuerdo con la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, según el cual el pacto entre Generalitat y Estado sobre financiación llegaría antes de mediados de noviembre, algo que tampoco ocurrió.

Durante los últimos días, han habido muchas especulaciones sobre la posibilidad de que durante el fin de semana se celebrase esta reunión al más alto nivel para acercar posturas en financiación autonómica. Durante el día de hoy, este encuentro no ha sido confirmado oficialmente por la Generalitat hasta que ha finalizado.

REACCIONES AL ENCUENTRO

Por la mañana, diferentes líderes políticos de Catalunya han abordado la situación. El secretario general de ERC, Joan Ridao, advirtió hoy que su partido no aceptará ningún acuerdo de principios sobre el nuevo modelo de financiación entre la Generalitat y el Estado, y mucho menos si se produce "por la vía rápida y la puerta de atrás". "Más vale un desacuerdo que un mal acuerdo", sentenció, en un comunicado.

Mientras, desde las filas de CiU, Artur Mas criticó el "lamentable seguidismo" hacia el PSOE por parte del presidente de la Generalitat, lo que a su juicio deja los intereses de Catalunya bajo el "capricho" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Mas también pronosticó que se incumplirá el Estatut, puesto que el acuerdo será generalizable al resto de comunidades autónomas de régimen común, esto es "café para todos" según el dirigente nacionalista.

Finalmente, el alcalde de Barcelona Jordi Hereu se volvió a mostrar convencido hoy de que habrá un acuerdo entre el Estado y la Generalitat antes del 31 de diciembre, y que también repercutirá las finanzas de los entes locales.

Desde las filas del PP, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera dijo que este encuentro entre Zapatero y Montilla "abre el camino al privilegio" de Catalunya en relación al resto de autonomías y advirtió de que el Ejecutivo que preside "estará muy atento" y "no lo va a permitir".