16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 12 de octubre de 2008

    El antiguo Canódromo de la Meridiana de Barcelona se abrirá a los vecinos en 2009 a la espera de un proyecto definitivo

    Ayuntamiento y entidades vecinales tienen pendiente acordar la disposición de los equipamientos

    BARCELONA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El antiguo Canódromo de la Meridiana de Barcelona se abrirá en primavera de 2009 como espacio verde para los vecinos de Congrés, Indians y la Sagrera a la espera de que el Distrito de Sant Andreu y las entidades vecinales acuerden la disposición de los equipamientos que han pactado situar. El Ayuntamiento apuesta por construir un polideportivo.

    El canódromo fue el último de España en mantenerse abierto hasta que cerró en febrero de 2006 con más de 700 galgos por la inviabilidad del negocio. El edificio, de estilo vanguardista, fue inaugurado en 1964 y ganó el premio al Fomento de las Artes Decorativas (FAD) de Arquitectura de ése mismo año.

    En declaraciones a Europa Press, la concejal de Sant Andreu, Gemma Mumbrú, explicó que para tirar adelante la construcción de los equipamientos hay que pasar por "un proceso largo", porque se tiene que modificar el Plan General Metropolitano (PGM), aprobar el proyecto, y vecinos y Ayuntamiento acordar donde situar los equipamientos.

    Mientras no culmine este proceso, el Ayuntamiento derribará el muro que rodea el recinto y lo abrirá a los vecinos porque el barrio necesita "mucho espacio para las personas". Las obras empezarán a finales de año para que en primavera de 2009 se pueda practicar gimnasia en el antiguo canódromo y los niños puedan jugar y hacer actividades educativas sobre movilidad.

    DOS PROPUESTAS

    El Ayuntamiento y las entidades vecinales esperan que antes de acabar el año puedan acordar la disposición de los equipamientos en la mesa de trabajo entre ambos y por la que han pasado unas 35 asociaciones.

    Cada parte ha presentado su propuesta sobre como se han de situar en el antiguo canódromo un polideportivo, una residencia y un casal para ancianos, un casal de barrio, un aparcamiento subterráneo, una guardería y una zona verde. La escogida tendrá que tener en cuenta que el antiguo canódromo está catalogado.

    Las propuesta municipal apuesta por ubicar el pabellón polideportivo en el centro del canódromo y de forma independiente el resto de equipamientos, que se situarían en las cuatro esquinas de fuera del canódromo.

    LIBERAR EL ESPACIO CENTRAL

    En declaraciones a Europa Press, la presidenta de la Associació de Veïns de Congrés-Indians y también presidenta de la mesa de trabajo, Belén Ayúcar, explicó que las entidades tienen "una alternativa" para liberar el espacio central del canódromo sin renunciar a un uso deportivo.

    Precisó que los vecinos quieren reutilizar las antiguas instalaciones para colocar los vestidores y así dejar el centro libre para los otros equipamientos. Sea cuál sea la solución que se adopte, tiene que hacerse "sin estorbar a los vecinos más próximos", según dijo.

    Ayúcar recordó que el barrio sufre una "clarísima" falta de equipamientos y aseguró que, en el distrito de Sant Andreu, es "uno de los que menos tiene". Por su parte, la concejal concluyó que es un proyecto "muy ambicioso" y en el que no es fácil conjugar un edificio catalogado con los que se prevén construir.