16 de enero de 2021
2 de diciembre de 2020

Aragonès admite ante los comuns que los gobiernos de coalición "no son fáciles"

Aragonès admite ante los comuns que los gobiernos de coalición "no son fáciles"
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en el pleno del Parlament. - EUROPA PRESS

Reivindica que han revertido la segunda ola del coronavirus "tres veces más rápido que Madrid"

BARCELONA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha admitido este miércoles que los gobiernos de coalición, como el de la Generalitat, "no son fáciles" y deben tener equilibrios, y ha pedido a los comuns que analicen su alianza con el PSOE en el Gobierno central antes de criticar a otros.

Así lo ha manifestado en la sesión de control en el Parlament, después de que la líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, haya reprochado a Aragonès las "contradicciones" que hay en el seno del Govern en la gestión de la pandemia y de centrifugar responsabilidades.

"No es una cuestión de quitarnos responsabilidades de encima, sino de que todo el mundo debe mirar cómo tiene su casa antes de criticar a los otros. Los gobiernos de coalición deben tener equilibrios, lo sabe el Gobierno del Estado y los gobiernos de los territorios en los que ustedes participan", ha sostenido.

Según Aragonès, el Govern ha mantenido un "permanente diálogo" con los agentes sociales y económicos de Catalunya ante las consecuencias derivadas de la pandemia del coronavirus, y que gracias a ello se pondrá en marcha un grupo de trabajo para estudiar qué medidas pueden ponerse en marcha.

Sin embargo, Albiach ha recordado al vicepresidente catalán que Foment, Pimec, CC.OO. y UGT le expresaron su malestar en una carta, y ha asegurado que tras la misiva siguen sin tener ninguna propuesta sobre la mesa: "A lo mejor acabarán dialogando. Pero llegan tarde y mal", ha añadido.

En el mismo sentido se ha pronunciado el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que ha acusado al Govern de no destacar por la búsqueda "del diálogo y los acuerdos con los demás, ya sean fuerzas políticas o entidades económicas y sociales, tal y como se ha visto también con el contrato programa de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals".

Pese a todo, Aragonès ha insistido en que desde el Govern se ha dialogado para abordar los distintos escenarios que se han derivado de la pandemia, y ha reivindicado que el plan de reactivación de la Generalitat ha sido "más acordado y dialogado" que los planes del Ejecutivo central.

"Queremos seguir en el camino de la cooperación y el diálogo en el país, pero para dialogar y llegar a actuación debe haber voluntad por las dos partes. Así que dependerá de ustedes que abandonen un posicionamiento claramente electoral y quieran también llegar a acuerdos", ha apuntado.

El vicepresidente también ha sacado pecho de cómo ha afrontado el Govern la segunda ola del coronavirus, hasta el punto que ha asegurado que, pese a haber asumido medidas que han podido ser impopulares, han conseguido revertir la ola "tres veces más rápido que Madrid, ya sea por la reducción de contagios, de UCIs y por la presión hospitalaria".

Desde Cs, su líder en Catalunya, Carlos Carrizosa, considera que el Govern presenta una hoja de servicios en blanco en la gestión de la pandemia, y ha lamentado que la legislatura acabe con los socios del Ejecutivo catalán --JxCat y ERC-- "salpicados por asuntos de corrupción".

"Mientras mira hacia otro lado con el escándalo de Xavier Vendrell, a Iceta no le parece tan escandaloso a tenor de la reacción que tuvo en los pasados plenos, pero es lógico porque quiere hacer un tripartito con ustedes y Podemos", ha criticado.

"Y no son celos porque hayan preferido ir con ERC que con Cs, de la misma forma que Pedro Sánchez ha elegido a Gabriel Rufián que a Inés Arrimadas", ha añadido Carrizosa, que también ha criticado que JxCat haya elegido a su portavoz en el Congreso, Laura Borràs, como candidata a la presidencia de la Generalitat.

PLAN DE SALUD MENTAL

En relación a la gestión de la pandemia, Aragonès ha advertido de que, además e las consecuencias económicas y sociales, deben ocuparse de la salud emocional de los ciudadanos porque, en su opinión, ha quedado tocada.

En respuesta a una pregunta del líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, Aragonès ha explicado que la Conselleria de Salud de la Generalitat trabaja en "un plan de salud mental en el país que permita velar por el bienestar emocional de la ciudadanía".