29 de noviembre de 2020
23 de octubre de 2020

Aragonès dice que piden el estado de alarma con "mando único" de la Generalitat

Aragonès dice que piden el estado de alarma con "mando único" de la Generalitat
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en rueda de prensa telemática. - EUROPA PRESS

La primera decisión que tomará el Govern será un toque de queda nocturno

BARCELONA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este viernes que ha solicitado formalmente al Gobierno central decretar el estado de alarma en Catalunya con "mando único del Govern de la Generalitat para tener todas las herramientas y garantías para tomar medidas para limitar la movilidad y movilizar recursos".

Lo ha dicho en rueda de prensa telemática junto a la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, después de que el Ejecutivo catalán haya acordado en una reunión de urgencia solicitar al Gobierno central el estado de alarma para hacer frente a la segunda ola del coronavirus y poder aplicar medidas como un toque de queda desde las 23.00 a las 6.00, y otras medidas de reducción de la movilidad.

Aragonès ha alertado que la situación sanitaria es "extremadamente grave" y recuerda a la del mes de marzo, por lo que cree que hay que actuar para evitar un confinamiento total como en ese momento.

El acuerdo del Govern, recogido por Europa Press, solicita el estado de alarma "con efecto de inicio con la máxima inmediatez posible y una duración de 15 días naturales".

También recoge que la gestión debe ser descentralizada "en las autoridades de la Generalitat de Catalunya, designando al presidente de la Generalitat como autoridad competente y habilitar la adopción de medidas y limitaciones de derechos necesarios".

Tanto Aragonès como Budó han remarcado que se trata de un estado de alarma diferente al que aplicó el Gobierno central en marzo, ya que en este caso quieren que sea "territorializado" para que la Generalitat tenga todas las competencias para tomar las medidas que crea oportunas.

El vicepresidente ha subrayado que el estado de alarma permite tener más "seguridad jurídica" para aplicar restricciones que afecten a derechos de la ciudadanía, como la limitación de la movilidad, y también movilizar recursos de manera más ágil sin que tener que contar con el aval judicial del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Ha recordado que cuando se aplicó el estado de alarma iba incorporando medidas para disponer de recursos de forma más rápida, como fue la habilitación para que estudiantes de Enfermería de último año pudiesen incorporarse.

TOQUE DE QUEDA

También ha asegurado que, una vez el Gobierno haya decretado este estado de alarma, la primera decisión que tomará el Govern a través del Procicat será un toque de queda nocturno para "limitar temporalmente la vida social nocturna, reducir los espacios de sociabilidad donde con facilidad no se respetan la medidas de seguridad, evitar interacciones sociales totalmente prescindibles en el contexto actual".

Al ser preguntado por cómo será este toque de queda, no ha querido dar detalles, ya que ha insistido en que el Procicat decidirá como se concretará esta medida en la reunión que se celebrará previsiblemente este sábado una vez el Gobierno haya decretado el estado de alarma.

En este sentido, Budó ha apuntado que "en muchos sitios el estándar" es que la franja horaria del toque de queda sea de 23.00 a 06.00, tal y como plantea el Govern, según han explicado fuentes conocedoras a Europa Press, pero será el Procicat quien lo acabe de determinar exactamente.

El vicepresidente ha reiterado que esta y otras medidas se irán tomando y evaluando en función de cómo avance la pandemia, y ha señalado que el estado de alarma duraría 15 días, pero que se analizará si se tendrá que modificar o ampliar en función de criterios epidemiológicos.

Asimismo, ha descartado por el momento aplicar confinamientos perimetrales, aunque ha recalcado que el estado de alarma permitirá hacerlo de manera más rápida y con mayor seguridad jurídica.

"La cuestión es tener todas las herramientas. Las necesitamos, estamos en un momento extremadamente grave. Los gobiernos no pueden tener las herramientas limitadas", y ha añadido que lo harán con máxima transparencia

De hecho, ha dicho que durante el estado de alarma el Govern reforzará su transparencia con los grupos políticos y les ha manifestado su compromiso de comparecer "periódicamente" en el Parlament por las decisiones tomadas.

"RESPUESTA POSITIVA" DEL GOBIERNO

Aragonès ha explicado que durante este viernes ha mantenido conversaciones con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre la posibilidad de que la Generalitat gestione el estado de alarma en Catalunya y ha destacado que ha obtenido una "respuesta positiva" por parte del Ejecutivo central, y por eso han solicitado esta medida formalmente.

Espera que el Consejo de Ministros apruebe la alarma con la "máxima celeridad posible" para poder empezar a tomar decisiones, ha confiado en que habrá colaboración entre las administraciones para ejercer sus competencias y ha dicho que las medidas que afecten a servicios gestionados por el Estado deberán tener la autorización del Gobierno.

Para leer más