25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 30 de noviembre de 2010

    El asesino confeso del geriátrico de Olot vuelve a declarar en el juzgado

    GIRONA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El celador que confesó haber matado a tres ancianas en el geriátrico La Caritat de Olot (Girona) volverá a declarar a petición propia ante el juez que lleva el caso este martes, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

    La nueva declaración podría arrojar luz sobre las ocho nuevas muertes ahora investigadas y las de años anteriores, ya que según fuentes del caso, no se descarta que Joan V.D. empezara a envenenar a ancianos mucho antes.

    Joan V.D. aseguró en su primera declaración ante el juez que lleva el caso haber envenenado en una semana a tres ancianas de la residencia: Montserrat Guillamet, Sabina Masllorens y Paquita Gironés.

    Ante los indicios de que estas no fueron las únicas, el juez autorizó ocho nuevas exhumaciones de cadáveres, aunque tras las autopsias se desconoce el resultado final de los análisis a la espera del dictamen de las pruebas de tejidos.

    De hecho, se baraja la posibilidad de que si hubiera algún indicios de criminalidad en las exhumaciones, ordenar que se practiquen otras a fallecidos en los cinco años en que el celador trabajó en el centro.

    El caso se descubrió después de que la última víctima de Joan V.D. apareciera con lesiones en la boca y la autopsia determinara que murió tras ingerir un líquido corrosivo.

    El celador presuntamente cometió los crímenes en un momento de euforia, ya que según dijo él mismo, se creía que era Dios. El detenido aseguró que lo hizo porque esas personas sufrían y quería liberarlas de ese sufrimiento.

    Tras su declaración, Joan V.D. fue trasladado al módulo psiquiátrico del centro penitenciario de Brians, donde ha sido tratado desde entonces, y sigue en observación, ya que al parecer consumía grandes cantidades de alcohol y antidepresivos.