9 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

Los ayuntamientos de Tarragona y Reus analizan la inminente bajada de sueldos

TARRAGONA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Los ayuntamientos de Tarragona y Reus, las dos grandes ciudades del Camp de Tarragona, estudian cómo recortar el salario de los funcionarios en junio, obligados por el Gobierno. En el caso de la capital de la provincia, una comisión del área de Recursos Humanos ya está analizando cómo hacer efectiva la rebaja.

El informe de la comisión se aplicará "en los primeros diez días de junio mediante un decreto que deberá ser aprobado por el Pleno", avanzó el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, que la semana pasada ya hizo público que la bajada de sueldos, en el caso de políticos y cargos de confianza, rondará el 10%.

En alcalde de Reus, Lluís Miquel Pérez, también adelantó que los funcionarios que cobren más de 13.300 euros ya notarán el ajuste en junio. El alcalde calcula que se ahorrarán hasta 800.000 euros anuales, que serán depositados en una bolsa destinada a coberturas sociales de los trabajadores.

El recorte, que se aplicará de modo idéntico a cargos electos y de libre designación, se realizará en una escala según los ingresos, desde el mínimo de 0,56% hasta un máximo del 7%.

El consistorio reusense ha calculado que de aquí a finales de año podrá recaudar unos 750.000 euros procedentes del recorte salarial a sus funcionarios, una de las medidas que más polémica han suscitado del recorte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Todos los grupos con representación en el Ayuntamiento se pusieron de acuerdo este lunes para que este dinero se acumule en una bolsa, que serviría para cubrir urgencias de contingencia social, aumentar el número de becas y subvenciones, entre otros conceptos.

Lluís Miquel Pérez explicó que el decreto del Gobierno central "es muy riguroso" con los trabajadores públicos, pero no tanto con los de las empresas municipales. No obstante, Pérez avanzó que los trabajadores con un sueldo superior a los 13.300 euros anuales notarán ya, a partir de junio, un recorte en su nómina.

El alcalde también aseguró que la reducción del sueldo se hará de forma escalonada, según la retribución, desde un 0,56% hasta el 7% de recorte máximo. En cuanto al sueldo de los concejales, cargos electos y altos cargos, dijo que se llevará a cabo "el mismo trato y de manera idéntica" que los sueldos de los trabajadores municipales y siempre según la retribución que tengan.