22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 22 de junio de 2014

    Barcelona activa todos sus servicios municipales para la verbena de Sant Joan

    El Metro funcionará 43 horas seguidas

    BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Barcelona ha activado un dispositivo especial de servicios municipales para garantizar la seguridad y la tranquilidad durante la noche del 23 al 24 de junio, una de las principales citas del calendario de verano por la celebración de la verbena de Sant Joan.

    Según ha informado este domingo el Consistorio en un comunicado, a lo largo de la noche se encenderán hogueras, que irán acompañadas de bailes y fiestas populares en los diferentes barrios de la ciudad, así como en la playa, por lo que el dispositivo se centrará en los espacios de más uso ciudadano.

    La Guardia Urbana se desplegará por toda la ciudad y velará para que no haya lugares donde se acumule leña, madera y material que pueda ser utilizado para encender hogueras sin autorización, e intensificará las inspecciones sobre la venta ambulante de bebidas, con controles preventivos de alcoholemia repartidos por la ciudad.

    Asimismo, 130 efectivos de Bomberos de Barcelona trabajarán durante la verbena para atender las posibles demandas y, paralelamente, se reforzará la cifra de operadores del teléfono 080 para facilitar la atención a las personas que llamen para comunicar alguna incidencia.

    LIMPIEZA

    También habrá un dispositivo específico de limpieza en la ciudad y las playas, donde se ubicarán 500 papeleras de cartón y 84 contenedores adicionales, y se contará con 461 operarios, que comenzarán sus labores a partir de las 6.00 horas de este martes, con el objetivo de tener limpias las diferentes zonas para el uso de los bañistas y visitantes a las 10.00 horas de la mañana.

    Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) dará servicio de Metro a lo largo de toda la noche, funcionando un total de 43 horas sin interrupción, y 35 estaciones de Bicing de los distritos de Ciutat Vella, Sant Andreu, Eixample, Sant Martí y Nou Barris estarán fuera de servicio durante la verbena.

    El Ayuntamiento espera que una multitud de personas opten por celebrar la verbena en la ciudad, utilizando sus calles, parques, plazas y playas, del mismo modo que lo hicieron un total de 62.000 personas en 2013.