16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 25 de julio de 2010

    Barcelona precinta las habitaciones de una residencia para deportistas que funcionaba como hotel

    BARCELONA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Barcelona ha precintado las 63 habitaciones del Hesperia Sport Barcelona, un establecimiento declarado formalmente complejo deportivo con residencia para deportistas y que venía funcionando como hotel para el público en general.

    Según ha informado este domingo el consistorio, la actuación se ha llevado a cabo el jueves pasado a raíz del expediente abierto por el Distrito del Eixample al no ajustarse a la licencia de actividad concedida, como complejo deportivo con residencia para deportistas.

    Este establecimiento, situado en el número 408 de la calle Provença, forma parte de la remodelada Illa Myrúrgia, surgida de un plan especial después de un acuerdo entre el Ayuntamiento, entidades vecinales y promotores privados.

    De este acuerdo surgió que el número 408 se asignase a uso privado, en este caso deportivo. Una parte del equipamiento funciona como complejo deportivo, y la otra parte, vinculada a la anterior, tenía que ser una residencia para deportistas de élite o de entreno intensivo, al estilo del CAR o la Residencia Blume.

    Pese a este acuerdo, el Distrito del Eixample abrió en mayo de 2009 un primer expediente de disciplina urbanística al comprobar que la residencia no actuaba como tal, sino que funcionaba como hotel.

    El Ayuntamiento acordó con los gestores --Hespetel, Desjust y Metropolitan Spain-- que se reconduciría la situación implantando un registro sobre las personas alojadas y su inscripción deportiva, y que el establecimiento no se anunciaría como hotel. Una inspección el 6 de octubre comprobó el funcionamiento en estos extremos.

    Sin embargo, una nueva inspección realizada en abril de este año comprobó que las personas alojadas no estaban debidamente acreditadas, motivo por el que se abrió un nuevo expediente.

    Como consecuencia de este expediente, el distrito decretó una orden de cese de actividad y el jueves precintó las 63 habitaciones de la residencia. La actividad permanecerá clausurada hasta que se regularice la situación.