19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 20 de julio de 2014

    Barcelona es el puesto de control español con mayores retrasos en Europa en junio

    MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El centro de control de Barcelona fue el que mayores retrasos registró entre los españoles en el mes junio, y el décimo en Europa, según el informe de la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol).

    Este centro, ubicado junto al aeropuerto de Barcelona-El Prat, registró 1.057 minutos de demora, por encima de la media registrada el pasado mes de mayo.

    La principal razón que motivó los retrasos en el centro catalán fueron las condiciones meteorológicas y la capacidad en las rutas, al igual que ocurrió en los puestos de control de Warsaw, Maastricht, Reims y Marsella.

    No obstante, el centro de control de Barcelona destaca por una reducción de las demoras del 66% y un aumento del tráfico del 1,3%.

    De cara al verano, el Centro de Control aéreo de Barcelona ha incorporado a una treintena de controladores y ha puesto en marcha diferentes medidas técnicas con el objetivo reducir en un 25% las demoras cuando el tráfico aéreo en la región este de la Península Ibérica se duplica.

    El centro de Madrid también fue uno de los que mayores retrasos acumuló, con una media de 803 minutos, por detrás de Barcelona. Así, el centro vuelve a ser uno de los que mayores demoras acumula, después de no figurar en el listado en el mes de mayo.

    Las interrupciones en ruta fue la principal causa de estos retrasos en el centro insular en el mes de mayo.

    La lista de retrasos la encabezó, por segundo mes consecutivo, el puesto de control de Marsella (8.307 minutos), seguido del aeropuerto de Brest (5.392 minutos) y del aeropuerto de Maastricht (3.641 minutos).

    El informe atribuye estos "retrasos significativos" de los centros de Marsella, Brest, Bourdeos y París, a la huelga de controladores franceses entre los días 24 y 26 de junio.

    Las cancelaciones produjeron una sobrecarga de tráfico, que derivó en retrasos importantes para los centros de Karlsruhe, Maastricht, Madrid y Túnez, durante estas fechas.

    A pesar de todo, el número de retrasos disminuyó un 7,5% en comparación con junio de 2013.