23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 10 de julio de 2014

    Boi Ruiz reitera que ningún paciente dejará de ser atendido por el cierre de camas en verano

    Boi Ruiz reitera que ningún paciente dejará de ser atendido por el cierre de camas en verano
    EUROPA PRESS

    BARCELONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha asegurado este jueves que ningún paciente de la sanidad pública dejará de ser atendido pese al cierre de camas previsto este verano en hospitales catalanes.

    "Me comprometo a que ningún enfermo público irá a cualquier centro que no esté en el Siscat --Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Catalunya--", ha afirmado en respuesta a una interpelación de la diputada ICV-EUiA en el Parlament Marta Ribas.

    Salud anunció este miércoles que cerrará durante los meses de julio y agosto una media del 16% de las 13.072 camas que tienen los hospitales catalanes, lo que supone un total de 2.091 menos, una cifra similar a la del año anterior.

    Ruiz ha defendido que el cierre de camas responde también a factores que no guardan relación con los recortes, como la existencia de cada vez más cirugía ambulatoria, la atención de personas a domicilio, el trabajo sobre los enfermos crónicos y los hospitales de día.

    El conseller ha esgrimido que con la dotación actual de camas Catalunya está en una media de "necesidad cubierta del 70%", ya que, ha dicho, entre 2010 y 2013 se ha utilizado una media de entre el 70 y el 80% de las camas disponibles.

    "Unos días se utiliza entre el 40% y el 60% y otros el 100%", ha continuado, y ha argumentado que lo importante no es cuántas camas están disponibles si no cuántas se pueden tener activadas.

    CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

    El debate sobre el cierre de camas ha protagonizado las primeras horas del pleno, con dos interpelaciones de ICV-EUiA y ERC sobre este aspecto, así como tres preguntas de PSC, C's y CUP durante la sesión de control al Govern.

    A todos, el conseller les ha respondido pidiendo que no se cree alarmismo ni se haga demagogia con el cierre de camas en verano porque se lleva a cabo cada año como consecuencia de las vacaciones del personal sanitario y no implica que ningún ciudadano quede sin atender.

    "Una persona que espera a estar ingresada en una habitación está esperando una cama, pero no desatendida", ha subrayado, y ha remarcado que el número de camas cerradas este verano es equiparable al de los últimos años.

    La oposición ha lamentado la situación de colapso que, a su juicio, provoca el cierre de camas en las urgencias de los hospitales, a lo que Ruiz ha respondido apelando a la "autonomía" de los gestores de los centros para resolver una espera excesiva en un momento determinado.

    La diputada de C's Carme Pérez ha replicado al conseller que las camas que han sido cerradas no pueden reabrirse así como así porque requieren revisiones técnicas y de seguridad que no se pueden improvisar: "Lo que no podemos hacer es incrementar las infecciones por abrir camas de forma precipitada".