11 de agosto de 2020
15 de julio de 2020

Buch reclama un compromiso para no dejar "caer el sistema de seguridad" ni ponerlo en cuestión

Inaugura la nueva comisaría de Mossos en Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona

Buch reclama un compromiso para no dejar "caer el sistema de seguridad" ni ponerlo en cuestión
El conseller de Interior, Miquel Buch, en la inauguración de la nueva comisaría de Mossos d'Esquadra en el distrito Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona, el 15 de julio de 2020. - EUROPA PRESS

BARCELONA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha pedido este miércoles un compromiso para no dejar "nunca más que caiga el sistema de seguridad" de Catalunya ni ponerlo en cuestión, refiriéndose a quienes ocupen el cargo después de él.

Lo ha dicho en su discurso en la inauguración de la nueva comisaría de Mossos d'Esquadra en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona, junto al jefe de la comisaría, Jordi Silva; el comisario jefe del cuerpo, Eduard Sallent; el director general de Mossos, Pere Ferrer; el teniente de alcalde de Seguridad y concejal del distrito, Albert Batlle, y el secretario general de Interior, Brauli Duart.

Ha insistido en que el sistema de seguridad pública de Catalunya "no se puede dejar caer como se dejó caer hace años, no se puede dejar de invertir, de hacer promociones" para nuevos agentes de Mossos.

"Los que vengan después lo deben tener igual de claro", ha reclamado, y ha puesto en valor el cuerpo policial como un pilar de la sociedad, sin el cual se tambalearía, ha asegurado.

Ha reivindicado su trabajo al frente de la Conselleria en los últimos dos años, con la convocatoria de 1.500 plazas de agente de Mossos, la firma de un convenio laboral, la entrada en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco), la participación en persecuciones transfronterizas y la nueva unidad de policía marítima, además del también nuevo sistema de inhibición de drones.

NUEVA COMISARÍA

La nueva comisaría del distrito, en la calle Quatre Camins, ha supuesto una inversión de unos 4 millones de euros y un "cambio radical", en palabras del jefe de la comisaría, Jordi Silva, respecto a las instalaciones anteriores, que antes fueron una comisaría de la Policía Nacional.

"No estaba en las condiciones de seguridad que requiere una comisaría actualmente", ha lamentado sobre el otro edificio, que seguirá siendo una sede institucional del cuerpo, y ha dicho que está encantado con el nuevo.

Silva ha criticado que Sarrià-Sant Gervasi "es habitualmente menospreciado" en cuanto a la cantidad de delitos que se cometen, y ha dicho que se trata de un distrito muy grande y con muchos tipos de delincuencia.

"RENOVAR EL COMPROMISO"

El director general de Mossos, Pere Ferrer, ha expresado en su discurso que la inauguración también implica "renovar el compromiso de la Policía de la Generalitat como policía integral de Catalunya, como servidores públicos" y con Barcelona.

"Sean la policía cercana, de referencia, que somos en el resto de Catalunya. Sean la policía de todos los barceloneses y barcelonesas", ha pedido Ferrer a los mossos que han asistido al acto.

Por su parte, el teniente de alcalde de Seguridad Albert Batlle ha celebrado la apertura del nuevo edificio "pese a los retrasos que cualquier obra pública conlleva", y ha valorado que las relaciones en cuanto a colaboración policial entre los Mossos y la Guardia Urbana pasan por un buen momento.

En cuanto al distrito, Batlle ha pedido a los agentes continuar vigilando que se cumplen las normas de distancia física y aforo, además de las mascarillas, "para evitar que estos repuntes de estos días puedan ir adelante".

Contador

Lo más leído en Catalunya