19 de septiembre de 2019
22 de junio de 2014

Caen un 14% los robos en el campo

Caen un 14% los robos en el campo
MOSSOS D'ESQUADRA

BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los robos en el campo en Catalunya han caído un 14% entre enero y mayo de 2014, respecto al mismo periodo del año anterior, situándose en 2.010 casos.

    Ello supone que al día se producen 16 casos de media, unas cifras todavía elevadas para el sector, que considera que pese al aumento de policía siguen produciéndose muchos robos y que el fenómeno se ha estancado y es grave.

   En una entrevista de Europa Press, el inspector jefe del Área Técnica de Proximidad y Seguridad Ciudadana de Mossos, Albert Oliva, ha explicado que en 2013 la caída fue más ligera, en un 8%, aunque donde predomina la actividad agrícola como Lleida y Camp de Tarragona, aumentaron un 9% y un 3%, respectivamente, si bien en Terres de l'Ebre cayeron un 14%, en Catalunya central un 16% y en el Pirineu, un 36%.

   Este 2014, en el Pirineu y la Catalunya Central han aumentado ligeramente los hechos delictivos, un 5% y un 2% respectivamente, pero en Lleida han descendido un 20% (de 550 a 440) y en Tarragona, un 10% (de 610 a 547).

   El inspector ha valorado que pese a la tendencia a la baja, de la que están satisfechos, son "conscientes de la sensibilidad del sector" y trabajan para que no se sientan desatendidos y tener un contacto permanente con ellos, manteniendo la actividad policial.

   "Es un sector sensible, al que le preocupa el hecho por pequeño que sea, por lo tanto una vez estabilizada la tendencia a la baja, no queremos correr el riesgo de que, por poner el pie en el acelerador, se pueda volver a disparar", ha añadido.

   Según el inspector, creen que las asociaciones en el territorio están satisfechas de la continuidad del trabajo, pero apuesta por seguir insistiendo y no conformarse con acciones puntuales: "Esto nos llevaría al fracaso".

   Desde el sindicato Unió de Pagesos (UP) reconocen que la interlocución y el trabajo policial es bueno pero consideran que el nivel de robos en el campo es "alarmante" y sigue sin contenerse, ha indicado a Europa Press el portavoz Josep Ferrer.

   "Los robos no los acabamos de eliminar, estamos estancados dentro de la gravedad", lamenta Ferrer, que considera que el fenómeno sigue desbordado, especialmente en las zonas rurales contiguas a las ciudades.

   Albert Castelló, de Asaja, destaca el aumento de la presencia policial en los campos ya que ayudan a contener los delitos, pero pide "no bajar la guardia" porque el fenómeno persiste, y desde el mismo sindicato, su coordinador en Lleida, Pere Roqué, constata una menor presión de los ladrones pero advierte de que habrá que esperar a la campaña de recogida de la fruta.

   Para los dos sindicatos la solución pasa por el endurecimiento del Código Penal para los delincuentes en zonas rurales, especialmente para los multirreincidentes, ya que con las penas actuales hay sensación de "impunidad".

'SOMATENES'

   El portavoz del 'somatén' --patrullas de agricultores que vigilan sus campos-- de Alcarràs (Lleida) Manel Esquerda ha explicado a Europa Press que creen que la problemática de los robos continúa pese a las cifras oficiales: "La gente no está tranquila y no puede tener ni sus utensilios en su propiedad. Nos molesta que se intente minimizar".

   Ha asegurado que la acción de los Mossos ha aumentado por la presión que ejercen los 'somatenes', aunque considera sus controles "poco efectivos y de cara a la galería", y recuerda que en los cuatro primeros meses del 'somatén', cuando recibieron el apoyo del entonces conseller de Interior, Felip Puig, para que actuaran, consiguieron reducir a cero los robos en el municipio.

   Según el inspector, los somatenes siguen activos principalmente en Lleida aunque ha descendido su actividad, debido principalmente al aumento de actividad de los Mossos, que son quienes ostentan la responsabilidad de la seguridad ciudadana.

   En su opinión, "toda persona que se quiera tomar la Justicia por su mano dificulta más la tarea policial que no la favorece, porque seguramente acabará en un momento u otro en problemas".

ACCIÓN POLICIAL

   En 2013 los Mossos realizaron 148.000 horas de patrullaje, 11.500 controles de paso para identificar a 46.000 personas y comprobar vehículos, unas acciones que en 2014 van al alza, con un 10% más de patrullaje y un 50% más de controles.

   Asimismo, hubo 4.200 contactos en 2013 con asociaciones de agricultores y otros agentes vinculados al sector, que en este cuatrimestre de 2014 han aumentado un 23.

   Para prevenir este tipo de delitos se inspeccionan en las 315 chatarrerías catalanas que se dedican a la compraventa de metales y maquinaria, que desde 2011 están obligadas a comunicar a los Mossos sus operaciones: en 2012 se hicieron 778, en 2013, 968, y en entre enero y mayo de 2014, 524.

   En 2014, los Mossos han realizado 90 detenciones vinculadas a los robos en el campo, cuando en el mismo periodo de 2013 fueron 130, lo que para el inspector va en la línea del descenso de casos, y en todo 2013 se hicieron 384, un 5% menos que en 2012.