2 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

La Cámara de Barcelona rechaza una posible reforma del sistema de cotización de los autónomos

La Cámara de Barcelona rechaza una posible reforma del sistema de cotización de los autónomos
El presidente de la Cámara de Comercio, Joan Canadell durante su intervención para presentarel estudio `Inserción laboral de las enseñanzas profesionales 2019, en la Casa LLotja de Mar, en Barcelona (España), a 13 de enero de 2020. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

BARCELONA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comercio de Barcelona ha rechazado un cambio de la normativa que pueda comportar revisiones al alza de las cuotas, tras saberse que el Gobierno está trabajando en una reforma del sistema de cotización de los autónomos.

El planteamiento del Estado es la eliminación del actual sistema, según el cual los autónomos pueden escoger su base de cotización, y sustituirlo por una tributación según los ingresos definida por tramos, según ha informado la cámara barcelonesa este viernes en un comunicado.

Si bien este sistema podría ser más justo (a ingresos cero, cotización cero), plantearlo en el escenario actual "denota un afán de recaudar más impuestos del colectivo de autónomos".

La Cámara ha destacado que, si este nuevo sistema entrase en vigor, para calcular las cotizaciones se utilizarían los ingresos del año 2019, lo que comportaría que "un autónomo que ahora está afectado con una bajada de facturación pueda tener un índice impositivo superior al que ya tenía y no sería un reflejo de la realidad".

De hecho, el organismo ha señalado que "se añadiría más presión encima de un sector que ha sufrido fuertemente la parada de la economía, motivo por el cual sería más adecuado posponer esta reforma hasta el año 2021 para calcular las cotizaciones a partir de los resultados de 2020".

La Cámara de Barcelona ha lamentado que el Estado haya decidido aplicar a la cuota de octubre el aumento de los tipos de cotización del 1,1% por contingencias comunes y del 0,8% por cese de actividad que debería haber entrado en vigor en enero de 2020, y haberlo cobrado más adelante con carácter retroactivo.

LA CUOTA MÁS ALTA DE EUROPA

La base mínima de cotización, que escogen el 85% de los autónomos, establece una cuota de 286 euros mensuales (364 euros para los societarios), lo que convierte a España en el país con la cuota más alta de Europa, con la cobertura del acceso al sistema sanitario y prestaciones por jubilación y baja.

La Cámara de Barcelona ha defendido que "es imprescindible que no se los trate sólo como una herramienta desde donde poder recaudar más para las arcas públicas, sino como potenciadores de la economía" y pide adoptar medidas que faciliten su operativa, por ejemplo, ajustando su cuota.