12 de julio de 2020
4 de junio de 2020

La Cámara catalana apoya feminizar las políticas de salud tras el Covid-19

La Cámara también ha aprobado una moción para abordar desde el sistema sanitario las violencias sexuales contra niños

La Cámara catalana apoya feminizar las políticas de salud tras el Covid-19
El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el pleno de junio. - PARLAMENT

BARCELONA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlament ha aprobado este jueves la moción presentada por ERC para introducir la perspectiva de género en las políticas sanitarias y la investigación, después de coincidir todos los grupos en que el Covid-19 ha tenido mayor incidencia sobre las mujeres, y piden "cambios estructurales" para tomar medidas que tengan en cuenta la diferente realidad entre mujeres y hombres en cuestiones de salud.

Atendiendo a la petición de votación separada, la letra O del punto 2 ha sido aprobada por 130 votos a favor y 4 abstenciones del PP; y el resto de la moción ha obtenido la unanimidad de la Cámara.

La diputada de ERC Gemma Espigares ha incidido en que las mujeres son las que más han sufrido la pandemia, ya no solo por estar "en la primera línea sanitaria combatiendo --ya que representan el 70% del personal sanitario--", sino porque mayoritariamente han tenido que seguir llevando las cargas en el ámbito familiar durante el confinamiento, con la dificultad de conciliar el teletrabajo.

Ha reivindicado la necesidad de llevar a cabo reformas en el modelo de sanidad que tiene Catalunya, ya que --dice textualmente-- las mujeres viven, sufren y enferman de forma diferente, así como la necesidad de "humanizar la política" incluyendo la perspectiva de género en todas las medidas que se tomen en el ámbito sanitario.

En este sentido, Espigares pide que el sistema sanitario se dedique "no solo a curar, sino también a cuidar" y ha puesto en valor las profesiones de cuidados, tanto remuneradas como no remuneradas, principalmente ejercidas por mujeres y que durante la pandemia se han considerado trabajos esenciales.

PRECARIEDAD LABORAL

La diputada del PSC Assumpta Escarp ha considerado que el Covid-19 ha puesto a las profesiones sanitarias en el centro de la agenda política pero que también ha evidenciado algunas carencias, como que "en el ámbito social y sanitario hay mayoritariamente mujeres, pero que en los niveles de dirección aún no", y pide acabar con la precariedad laboral que recae sobre el colectivo femenino.

Por Cs, la diputada Noemí de la Calle ha lamentado la sobrecarga de trabajo doméstico que ha recaído sobre las mujeres durante el confinamiento y que "los sectores profesionales donde actualmente hay más precariedad y riesgo de desocupación son los más feminizados", e insiste en la petición de su grupo de abordar el impacto del Covid-19 en un debate monográfico en la Comisión de Igualdad del Parlament.

TRATO DIFERENCIADO

La diputada Gemma Geis, de JxCat, ha pedido que se invierta en formación del personal sanitario en perspectiva de género, para actuar de forma específica en aquellas enfermedades o asuntos sanitarios que conciernen al colectivo femenino: "Hay que acabar con la falsa imagen de una mujer perfecta después de una cesárea porque durante los cuatro meses de baja por maternidad no te puedes ni mover", ha apostillado.

Por los comuns, la diputada Marta Ribas ha defendido que se lleve a cabo un cambio profundo con perspectiva de género "incrustado desde la base y no solo un capítulo más a indexar" en las medidas que se tomen a nivel sanitario, y ha añadido que el cambio debe hacerse a nivel institucional, en los altos cargos, instituciones y en los presupuestos, porque son estas instituciones las que permiten peropetuar el machismo.

GARANTÍA DE DERECHOS

La diputada Natàlia Sànchez, de la CUP, se ha mostrado favorable a la moción ya que en el contexto actual "hay que garantizar los derechos" de las mujeres y ha apuntado a otras cuestiones que su formación considera de urgencia debatir, como la garantía de la interrupción voluntaria del embarazo independientemente del origen o situación administrativa, o reconocer el esfuerzo de las sanitarias revirtiendo los recortes.

Por último, la diputada del PP Esperanza García ha dado su apoyo a la moción porque "está poco ideologizada, es práctica y aborda previsiones del sistema sanitario que pueden mejorarlo", pero ha señalado que ha echado en falta incluir la participación de los hombres en cuestiones relativas a la sanidad comunitaria.

VIOLENCIAS SEXUALES CONTRA NIÑOS

En otra moción de los comuns, el Parlament ha aprobado, con el voto favorable de todos los grupos y la abstención del PP, garantizar que las casas de niños serán recursos interdepartamentales, especializados, universales, de gestión pública y gratuitos, con acceso equitativo, y crear un comité externo para hacer el seguimiento y la evaluación de las nuevas unidades de este servicio.

Esta moción también pide garantizar que todos los profesionales que actúan en casos de violencias contra niños tengan formación especializada con perspectiva de género, y que en el curso 2020-2021 se incluya la educación sexual y afectiva en el currículum educativo de las escuelas públicas y concertadas.

Para leer más