20 de enero de 2020
3 de junio de 2009

Los candidatos catalanes discrepan sobre el origen católico o laico de la bandera de la UE

BARCELONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los principales candidatos catalanes a la Eurocámara ni siquiera se ponen de acuerdo en el origen de la bandera de la UE: Aleix Vidal-Quadras (PP) y Ramon Tremosa (PP) ven a la Virgen María en las 12 estrellas, mientras Maria Badia (PSC), Oriol Junqueras (ERC) y Raül Romeva (ICV-EUiA) sólo ven un símbolo de harmonía y unión. Miguel Durán (Libertas-C's) no ve ni una cosa ni otra: admite que no lo sabe.

Romeva explica que se puso a investigar cuando oyó la teoría laica y la católica, según la cual las 12 estrellas simbolizan la corona mariana. Conclusión: "Todas las explicaciones históricas desmienten que tenga nada que ver" con la Iglesia, porque son un símbolo de la unidad y de la esperanza inspirado en el Mito de Tauro.

Sin embargo, Vidal-Quadras tiene claro que el origen es religioso, ya que así lo quisieron algunos de los más destacados padres de la UE, "democristianos y católicos practicantes convencidos". Así, según él, las 12 estrellas amarillas son la corona dorada de la Virgen, y el fondo azul es el velo. Tremosa no aporta datos, pero también tiene entendido que ahí está la corona.

El popular --vicepresidente de la Eurocámara-- explica esta teoría convencido de la sorpresa que causa entre "muchos laicistas", y también entre los independentistas que se apresuran a reivindicar una estrella propia entre las de la bandera.

Por lo menos, todos los candidatos coinciden en que las 12 estrellas no tienen nada que ver con el número de países --que hoy ya son 27--, como sí ocurre en la bandera estadounidense.

La socialista Maria Badia es, según la teoría vidalquadrista, una de los muchos laicistas que no ven un signo de fe. Ella asegura que "las 12 estrellas son una cosa armónica, aunque mucha gente piensa que son los 12 primeros países".

Lo corrobora el candidato republicano, el historiador Oriol Junqueras, que aporta más información: las estrellas están dispuestas en círculo para simbolizar "la unión y la relación horizontal" de los países. Y el fondo es azul porque se consideró un color simbólico del continente.

Preguntados sobre cuándo se celebra el Día de Europa, no todos recuerdan que es el 9 de mayo ni que la fecha se debe a un discurso de 1950 del ministro francés de Exteriores Robert Schuman. Al preguntársele, Romeva admitió no recordarlo, pero alegó que se ha llegado a equivocar sobre su propio cumpleaños. Aun así, tiene claro que se debe a la Declaración Schuman.

Junqueras no acertó ni en la efeméride ni en su origen, aunque es un buen conocedor de la Historia. Sí se saben la fecha los diputados veteranos --Badia y Vidal-Quadras--, y hasta el aspirante Tremosa. Durán, tras dudar un rato, también acertó.