29 de septiembre de 2020
3 de agosto de 2020

Los 'casals' urbanos Baobab de Barcelona empiezan este lunes con un 62% más de niños que en 2019

Se han inscrito 1.161 niños y la actividad se ha ampliado a los barrios del Raval Sud y el Gòtic Sud

Los 'casals' urbanos Baobab de Barcelona empiezan este lunes con un 62% más de niños que en 2019
Participantes en los campamentos de verano Baobab de Barcelona en su cierre, el 29 de agosto de 2019. - AJUNTAMENT DE BARCELONA - ARCHIVO

BARCELONA, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los 'casals' urbanos Baobab de Barcelona han empezado este lunes en once barrios de la ciudad con un total de 1.161 niños inscritos entre cuatro y doce años, lo que representa un 62% más que el verano pasado, ha informado el Ayuntamiento de la capital catalana en un comunicado.

El aumento de inscripciones coincide con la ampliación de plazas, más allá de las 1.000 que se habían previsto inicialmente para poder inscribir también a los niños que habían quedado en lista de espera, y con la apertura de los 'casals' en los barrios del Raval Sud y el Gòtic Sud, donde hasta ahora no se ofrecía la actividad.

El presupuesto de los 'casals' se ha incrementado en un 43% para poder inscribir a los niños que estaban en lista de espera y para introducir las nuevas medidas de higiene y seguridad sanitaria, pasando de los 349.956 euros previstos inicialmente a los 500.959.

El refuerzo de los 'casals' urbanos Baobab este verano forma parte del Plan 100% Estiu a través del cual el consistorio ha previsto una oferta extraordinaria de actividades de verano para niños y adolescentes para dar respuesta a los impactos de la crisis de la Covid-19 en este colectivo.

Así, los barrios donde tiene lugar la actividad este verano son Raval Sud y Gòtic Sud, La Marina del Port, La Teixonera, Sant Genís dels Agudells, Trinitat Nova, Baró de Viver, Bon Pastor, Trinitat Vella, el Besòs i el Maresme, y La Verneda i la Pau.

MONITORES DEL MISMO BARRIO

Los 'casals' Baobab trabajan para que los propios monitores y equipos directivos sean de los mismos barrios y estén vinculados durante todo el año al asociacionismo educativo y, este año, 7 de cada 10 monitores --el 68% de las 115 personas que trabajan-- son del mismo barrio o territorio, y 18 de éstas son cuidadoras que atienden a niños con necesidades educativas.

Cada campamento urbano cuenta con una media de 11 profesionales para su dinamización, con un cuidador para cada niño con necesidades educativas especiales y mantiene una coordinación pedagógica con el Institut Municipal d'Educació de Barcelona a través de las entidades de ocio educativo.