25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 16 de mayo de 2010

    Los catalanes se operan en la sanidad pública más del doble que los inmigrantes

    Los inmigrantes, que suponen el 15,9% de la población, solo representan el 7,3% de las intervenciones

    BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

    Los ciudadanos catalanes se operan en la sanidad pública más del doble que los residentes extranjeros, lo que pone de relieve que los inmigrantes utilizan los servicios médicos en menor medida que los autóctonos y por tanto no pueden ser los responsables de eventuales colapsos o de las listas de esperas.

    Según datos de la Conselleria de Salud de la Generalitat consultados por Europa Press, en 2009 pasaron por algún tipo de intervención quirúrgica el 2,7% de los residentes extranjeros censados en Catalunya, frente al 6,5% de los nacidos en España. En 2008 la proporción fue del 2,6% frente al 6,5% y en 2007 los porcentajes fueron similares: 2,4% frente al 6,3%.

    La Conselleria de Salud de la Generalitat ha repetido en diversas ocasiones que los inmigrantes frecuentan menos los servicios sanitarios, un extremo en el que coincide el sindicato Médicos de Catalunya (MC), cuya secretaria adjunta Lourdes Alonso ya indicó en enero que era "muy fácil caer en la demagogia y fomentar sentimientos racistas por razones electorales".

    El Registro Central de personas Aseguradas de Catalunya (RCA) cifró en julio de 2007 en 956.123 las tarjetas sanitarias correspondientes a ciudadanos extranjeros, lo que representa el 12,8% de los usuarios, un porcentaje que no se corresponde con el uso real de las intervenciones quirúrgicas.

    Los resultados del plan director de inmigración, impulsado por la Conselleria, muestran que el perfil del usuario inmigrante del servicio público sanitario es una persona joven, que frecuentan menos el servicio de urgencia que la población autóctona y que, sobre todo, utiliza los servicios de obstetricia y pediatría --el 23% de los nacimientos en 2005 fueron de padres extranjeros--.

    TENDENCIA CRECIENTE

    A pesar de ello, los datos apuntan a un uso creciente de los servicios quirúrgicos por parte de los inmigrantes, en línea con una mayor presencia en la sociedad catalana. En 2007 fueron 23.487 las operaciones que protagonizaron sobre un total de 421.000 --el 5,5%--, en 2008 28.703 sobre 441.000 --el 6,5%-- y en 2009 32.561 sobre 444.000 --el 7,3%--.

    En cualquier caso, y según los datos del padrón recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el porcentaje de las operaciones se sitúa muy por debajo de la proporción que representa la población inmigrante. En 2007 eran el 13,4% de la población catalana, en 2008 el 14,9% y en 2009 el 15,9%.

    El gasto de las intervenciones a inmigrantes supuso alrededor de 48 millones de euros en 2007, unos 62,5 millones en 2008 y casi 73 millones en 2009. De estas cantidades, la Generalitat logró compensar mediante la transferencia de otras administraciones o estados alrededor de los 23 millones cada año.

    Las cifras globales de las intervenciones, así como el número de pruebas diagnósticas realizadas a residentes extranjeros, fueron aportadas por la Conselleria de Salut en sede parlamentaria, en respuesta a una pregunta de la diputada del PP Belén Pajares.