26 de febrero de 2021
27 de enero de 2021

Catalunya coordina sus hospitales con un modelo de flujo de pacientes

Catalunya coordina sus hospitales con un modelo de flujo de pacientes
El Hospital Vall d'Hebrón es uno de los centros hospitalarios encargado de la coordinación de uno de los clústeres (Archivo) - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

El objetivo es mantener la dualidad de atención ordinaria y de Covid-19

BARCELONA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director del Servei Català de la Salut (CatSalut), Adrià Comella, ha reivindicado este miércoles el "trabajo en red" entre los centros hospitalarios de Catalunya a través de un modelo organizativo de flujo de pacientes para mantener la dualidad de atención ordinaria y de Covid-19.

"Queremos asegurar que el conjunto de dispositivos trabajan de la forma más coordinada posible", ha dicho Comella en rueda de prensa junto a la directora del área de servicios asistenciales de CatSalut, Xènia Acebes, y la directora del área de organizaciones y profesionales del CatSalut, Sara Manjón.

Con la voluntad de garantizar también "la equidad territorial" en el ámbito de la salud, desde CatSalut han distribuido los diferentes centros hospitalarios y agentes de salud de Catalunya en cinco clústeres, cada uno coordinado por un hospital terciario.

Acebes ha defendido que el "éxito" de este modelo organizativo se basa en la transparencia de información, la cultura del esfuerzo compartido, la confianza entre los distintos agentes y la inteligencia colectiva para llegar a soluciones consensuadas, en sus palabras.

Asimismo, Acebes ha concretado que actualmente el porcentaje medio de desprogramación de actividad en los hospitales es de entre un 25 y un 30%, y el tipo de intervenciones que se han pospuesto son intervenciones quirúrgicas, como las de prótesis de cadera, y cirugía mayor ambulatoria, como el tratamiento de varices y cataratas.

CINCO CLÚSTERES

Manjón ha concretado que los cinco clústeres son: 'Nord-Lleida', que dispone de 3.118 camas convencionales y 200 camas de críticos, tiene una población de referencia de 1.667.188 personas y lo coordina el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

El clúster 'Bcn Dreta Litoral Anoia', que dispone de 1.262 camas convencionales y 66 camas de críticos, tiene una población de referencia de 731.258 personas y lo coordina el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

El clúster 'Nord-Girona', que dispone de 2.315 camas convencionales y 119 camas de críticos, tiene una población de referencia de 1.314.110 personas y lo coordina el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona).

El clúster 'C-17', que dispone de 1.651 camas convencionales y 81 camas de críticos, tiene una población de referencia de 977.678 personas y lo coordina el Hospital Clínic de Barcelona.

Y, finalmente, el clúster 'Sud-Tarragona', que dispone de 2.907 camas convencionales y 190 camas de críticos, cuenta con una población de referencia de 1.820.078 personas y lo coordina el Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

FUNCIONAMIENTO

Desde la última semana de 2020, cada clúster realiza reuniones telemáticas entre las direcciones asistenciales y los responsables de la unidad de cuidados intensivos (UCI) de cada centro hospitalario y también participa el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) con el objetivo final de "tomar decisiones" conjuntas, ha explicado Acebes.

En estas reuniones comparten las cifras de ocupación de cada centro --cuantas camas hay ocupadas--, la capacidad de crecimiento en estructura que tiene cada hospital, los ingresos de los últimos días y el impacto de la demanda en la actividad ordinaria y en los profesionales.

Así, se organizan para dar salida a la demanda asistencial y al flujo de pacientes en dos direcciones: horizontal, entre hospitales con la misma capacidad; y vertical, de un centro con menor capacidad asistencial a otro con mayor capacidad.

Sobre el papel de la sanidad privada en este modelo, Manjón ha precisado que no participan en las reuniones de los clústeres pero cada uno de ellos tiene en cuenta las camas de las entidades privadas, "sobre todo las de UCI", que hay en su territorio.

"IDA Y VUELTA"

Comella ha destacado que este flujo de pacientes es de "ida y vuelta", es decir, que si trasladan a una persona del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida al Hospital Vall d'Hebron al no disponer del espacio o la tecnología necesarios, éste debe volver una vez finalice su intervención.

"Es una distribución de las cargas y de las necesidades de atención en función de la disponibilidad de los centros", ha concretado el director del CatSalut, que ha asegurado que todos los hospitales son importantes en este modelo organizativo, en sus palabras.

Por su parte, Acebes ha argumentado que los centros hospitalarios deben compartir los recursos de los que disponen para que "no se llegue a desporgramar en ningún punto del clúster" al cual pertenecen a causa de la presión asistencial.

Contador