23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 24 de septiembre de 2019

    Catalunya registra 475 desapariciones este verano, 20 por resolver

    Catalunya registra 475 desapariciones este verano, 20 por resolver
    El inspector jefe del Área Central de Investigación de delitos contra las personas de los Mossos d'Esquadra, Jordi DomènechEUROPA PRESS

    Jordi Domènech (Mossos): "Las nuevas tecnologías lo han cambiado todo" al investigar

    BARCELONA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Catalunya ha registrado 475 denuncias por desapariciones del 21 de junio al 31 de agosto de este año y 20 siguen activas, es decir, la policía no tiene constancia de que en esta veintena de casos las personas hayan sido localizadas.

    En una entrevista de Europa Press, el inspector jefe del Área Central de Investigación de delitos contra las personas de los Mossos d'Esquadra, Jordi Domènech, ha explicado que las 20 desapariciones que siguen activas suponen un "dato abierto" que irá descendiendo.

    Por edades, del total de desapariciones, 16 corresponden a menores de hasta 12 años; 157 fueron adolescentes de entre 13 y 17 años; 121 fueron adultos de entre 18 y 35 años; 149 fueron personas de entre 36 y 64 años, y entre las personas de 65 años o más hubo 32 casos.

    Por género, desaparecieron más hombres que mujeres --261 frente a 214--, una tendencia que solo se invierte en la franja de edad de 13 a 17 años, en la que hubo 98 casos de chicas desaparecidas frente a 59 chicos.

    Domènech ha resaltado que, ante cualquier posible desaparición, es aconsejable "ir rápido a denunciar" --no existe la necesidad de esperar 24 horas--, especialmente cuando no hay causa aparente.

    Ha ejemplificado en este sentido que no es igual de sospechoso un caso en el que una persona llega tarde a la mañana siguiente de salir de fiesta por la noche, que el de una persona que "va a un gimnasio, que ha dicho que a las diez cenaría con unos amigos, que al día siguiente tiene un examen y tiene que volver a casa", pero no aparece.

    Los Mossos recogerán la denuncia tras unas primeras comprobaciones en el entorno del desparecido o en hospitales, y también en calabozos, porque "a veces sucede que la persona termina detenida" y los agentes reciben una denuncia de desaparición.

    Cada vez, sin embargo, es más difícil desaparecer, ya que actualmente todo el mundo está "hiperconectado las 24 horas" a través del teléfono móvil, la videovigilancia o los pagos con tarjeta, ha ejemplificado Domènech.

    "Todas las nuevas tecnologías lo han cambiado todo, pero en todas las investigaciones, en un homicidio y en cualquiera", ha destacado.

    DESAPARICIONES CRIMINALES

    Las desapariciones por causas criminales se producen con una frecuencia de entre dos y cuatro casos al año, ha asegurado Domènech, que también ha indicado que "la mayoría" están relacionadas con la violencia de género.

    También ha recordado que recientemente la Unidad Central de Personas Desaparecidas de los Mossos --que está entre las que dirige el inspector-- ha resuelto dos casos: los homicidios de Mònica Borràs en Terrassa (Barcelona) y el de Janet Jumillas en Cornellà de Llobregat (Barcelona).

    Entre los casos que siguen abiertos, está el de Caroline del Valle, desaparecida con 14 años en marzo de 2015 en Sabadell (Barcelona), y la investigación del doble crimen del pantano de Susqueda (Girona).

    Sobre la primera desaparición, Domènech ha comentado que los investigadores no han conseguido determinar un presunto autor a pesar de tener un posible sospechoso, y ha explicado que es un caso complejo porque el entorno de la joven también son menores de edad, muchos extranjeros no acompañados, "la mayoría encerrados en centros", y tampoco disponen de indicios procedentes de cámaras o teléfonos móviles.

    Los Mossos también siguen investigando las circunstancias del doble homicidio de dos jóvenes en el pantano de Susqueda en agosto de 2017 y cuyos cadáveres fueron hallados un mes después en el agua, caso por el que hay un presunto autor que está en libertad provisional.

    "Nos quedan gestiones por hacer sobre el terreno", ha apuntado, pero ha remarcado que el grueso de la investigación ya está hecho y que los agentes ya no pueden actuar independientemente, sino a requerimiento de las partes y el juez.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Catalunya