15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 6 de agosto de 2009

    Catalunya registró 71 muertes en accidentes laborales hasta junio, según CC.OO.

    BARCELONA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Los accidentes laborales en Catalunya se cobraron la vida de 71 trabajadores en el primer semestre del año, según datos recogidos por CC.OO., que explicó que esta cifra iguala a la del mismo periodo de 2008 y supone un estancamiento de la siniestralidad mortal en la mayoría de los sectores de actividad.

    Lamentó que, en el caso de las actividades relacionadas con los servicios, el número de muertes creció incluso un 21%, con 23 personas fallecidas entre enero y junio, y destacó que sólo la industria experimentó una disminución de los accidentes mortales, con 10 trabajadores muertos, un 28,5% menos. La construcción se estancó con 13 muertes y el sector agrícola, con dos.

    Del total de 71 siniestros mortales, 48 ocurrieron mientras el trabajador se encontraba en jornada laboral, mientras que los 23 restantes sucedieron en el desplazamiento entre el domicilio y el lugar de trabajo ('in itinere').

    En conjunto la siniestralidad laboral en Catalunya mejoró en el primer semestre de 2009, con 58.314 accidentes en el lugar de trabajo, un 27,38% menos, y 8.137 accidentes 'in itinere', un 16,64% menos.

    CC.OO. de Catalunya consideró las cifras "preocupantes" y apuntó a que determinadas empresas están aprovechando la coyuntura económica para "incrementar la precariedad de la población trabajadora".

    El sindicato advirtió de que "la desidia e indiferencia empresarial" lleva a reducir las actuaciones preventivas, una tendencia que aseguró que corroboran informes realizados por el Govern. Exigió al empresariado que asuma sus responsabilidades y obligaciones "en la defensa de la salud de los trabajadores".

    Criticó que la actual situación lleve a realizar menos investigaciones sobre los accidentes laborales --lo cual evita que se lleguen a conocer las causas para que no se repitan-- y también que exista un "abuso", aprovechando la precariedad de muchos trabajadores, al desviar a trabajadores heridos leves en accidentes hacia el servicio de salud en lugar de hacia las mutuas para que no se declare como accidente laboral.