3 de junio de 2020
9 de abril de 2020

Catalunya suma 450 ancianos trasladados de sus residencias a otros centros

Los test rápidos llegan a las delegaciones territoriales de Salud este jueves para su reparto a residencias

Catalunya suma 450 ancianos trasladados de sus residencias a otros centros
La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés - MARC BATALLÉ/GOVERN

BARCELONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha detallado este jueves que Catalunya suma un total de 450 ancianos trasladados de sus residencias a otros centros en la lucha contra la crisis del coronavirus.

"Ya se han trasladado muchísimas personas. Se han trasladado en toda Catalunya 450 personas de residencias de ancianos", ha dicho Vergés en rueda de prensa telemática, donde ha precisado que los ancianos se trasladan cuando se encuentra en un espacio donde pueden estar mejor atendidos.

Asimismo, ha mencionado gestiones en un centenar de residencias con personas con discapacidad, una actuación que "continuará, continuará y continuará"; y ha enumerado también el vaciado total de cuatro residencias en Barcelona para su limpieza, y que permitirá llevar a las personas negativas de vuelta a sus residencias.

PLAN DE ACCIÓN DE RESIDENCIAS

En el marco del plan de acción de residencias, ha remarcado que hay traslados parciales que se tienen que hacer "minuciosamente", y que no todas las residencias son lo mismo; de hecho, este plan de acción contempla la clasificación de éstas en tres tipos de centros según sus dimensiones: A, B y C.

Las residencias grandes --A-- son centros grandes que pueden acoger una posible sanitarización porque son el lugar idóneo al ser su capacidad y prestaciones similares a las de los centros socio-sanitarios, y permitir actuaciones "in situ" y usarlas para ayudar a otras residencias.

En el otro extremo, las residencias más pequeñas --C-- son aquellas que "no permiten aislamientos adecuados" y requieren la búsqueda de otros espacios, como hoteles u otros centros.

Ha avisado que en la búsqueda de espacios es muy importante tener en cuenta de qué tipo de personas se trata, porque la mayoría de los 64.000 residentes catalanes tienen "mucha dependencia", en grado 2 y 3, lo que significa mucha dificultad, y nada o poca autonomía y exige espacios adecuados.

"Ahora tenemos más herramientas y podemos dar un paso adelante con los test rápidos que nos ayudarán a la discriminación", ha dicho Vergés sobre el reparto de test rápidos, que llegarán este jueves a las delegaciones territoriales de Salud, irán a la atención primaria y desde allí se gestionarán para atender a las residencias.

FAMILIARES EN CASA

Sobre la petición de las familias de llevarse a sus mayores en residencias a casa y la necesidad de no realizarles test, Vergés ha dicho que se ha acordado la no realización de estos test porque se trata de residentes asintomáticos.

Ha celebrado que estos residentes pueden ser trasladados con sus familias porque muchas ahora tienen más capacidad de cuidarlas que en los momentos habituales: "Es una opción muy buena que nos la estaba pidiendo muchos familiares. Es pensar mucho en estas personas que puedan estar con sus familias".