27 de febrero de 2021
1 de diciembre de 2014

Los ciberataques se quintuplicaron en 2013 moviendo 60 billones de dólares en el mundo

Los ciberataques se quintuplicaron en 2013 moviendo 60 billones de dólares en el mundo
EUROPA PRESS

BARCELONA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El número de ciberataques en el mundo se multiplicó "por un factor de 5,5", en 2013 en comparación con el año anterior, y la venta de los datos sustraídos movió 60 billones de dólares a nivel mundial, según ha explicado este lunes el director general del Centre de Seguretat de la Informació de Catalunya (Cesicat), Xavier Gatius.

En una mesa redonda sobre ciberataques celebrada en el Il·lustre Col·legi d'Advocats de Catalunya (Icab) con motivo del Día Internacional de la Seguridad Informática del pasado domingo, Gatius ha asegurado que la realidad actual es que el cibercrimen organizado cada vez tiene más nivel de experiencia, pero también es verdad que algunas empresas son muy vulnerables a los ciberataques.

En la misma mesa, en la que han participado el presidente de la sección de Derecho de las Tecnologías de la información del Icab, Manuel Martínez; el experto en computación forense, Juan Carlos Ruiloba; el vicepresidente internacional de Isaca, Ramsés Gallego; el coordinador de Auditoría, Seguretat de la Informació de l'Autoritat Catalana de Protecció de Dades, Ramón Miralles, y el presidente de la Sección de Propiedad Intelectual del Icab, Jordi Bacaria, los expertos han lamentado la falta de medidas de seguridad, especialmente de pequeñas y medianas empresas.

"El cibercrimen busca la eficiencia, por lo que buscan en determinados servidores que agregan miles de datos de miles de ciudadanos para tratar de sustraerlos. Los que son depositarios de los datos son los que deben maximizar las medidas", ha explicado Gatius.

Ruiloba ha explicado que una vez acceden a estos datos, los 'hackers' los venden en el mercado negro, incluso aquella información que consideran poco relevante, "aprovechan al máximo los activos conectados", por lo que ha puesto sobre la mesa la responsabilidad de las empresas cuando no cumplen con las medidas de seguridad, haciendo vulnerable la información.

"No hemos sido capaces de definir qué nivel de responsabilidad tiene la empresa que ha sido negligente con la seguridad, porque la legalidad, en este sentido, no está definida", ha explicado Miralles.

Por su parte, Ruiloba ha explicado que es complicado penar el comercio de programas dedicados a 'hackear' información, porque se puede comprar y vender un 'malware' (programa malintencionado), ya que muchos de ellos se utilizan para testear la seguridad de plataformas propias; "lo que está penado es su uso con fines delictivos", ha recalcado.

ANTIVIRUS Y SENTIDO COMÚN

Los expertos se han puesto de acuerdo con la necesidad de tener en nuestro dispositivo un antivirus que impide la entrada de 'malwares', aunque han insistido en que la mayor medida de seguridad es utilizar el "sentido común".

"¿El mundo virtual es como el mundo real y a quién le darías el teléfono móvil en el mundo real si no lo conocieras?", ha razonado Miralles.

Por su parte Bacaria, ha incidido en que "no les interesa quién somos, sino lo que consumimos", haciendo hincapié en que el aumento de dispositivos móviles ha hecho crecer exponencialmente el número de usuarios cuyos datos son sensibles de ser utilizados de forma ilícita.