21 de enero de 2020
  • Lunes, 20 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    Hasta cinco años y medio de cárcel para el 'Proyecto Pilla Pilla' por humillar a homosexuales

    BARCELONA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Juzgado Penal 2 de Granollers (Barcelona) ha condenado a seis acusados de formar parte del 'Proyecto Pilla Pilla' a penas de entre nueve meses y cinco años y medio de prisión por humillar a homosexuales con los que quedaban para mantener relaciones sexuales y a los que grababan para después difundir las imágenes bajo la excusa de que eran pederastas.

    Según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), les condenan por un total de 12 delitos contra la integridad moral, coacciones y revelación y descubrimiento de secretos y datos referentes a la orientación sexual.

    Además, el magistrado acuerda una indemnización de 18.000 euros para dos de las víctimas y clausura los perfiles en redes sociales de uno de los acusados.

    Según la sentencia, consultada por Europa Press, en noviembre de 2013 el principal acusado, de nacionalidad ucraniana, fundó el 'Proyecto Pilla Pilla' junto a los otros cinco acusados, operando principalmente en Les Franqueses del Vallès y Granollers (Barcelona).

    El proyecto era una imitación del grupo ruso 'Okkupay Pedofilyay', liderado por Martin Máximo Martsinkevich, de ideología neonazi, que tenía como objetivo perseguir y humillar a homosexuales bajo la apariencia de neutralizar a supuestos pederastas.

    El juzgado considera probado que el líder del 'Proyecto Pilla Pilla', entre noviembre y diciembre de 2013, se hizo pasar por menor y entabló conversaciones en redes sociales con al menos tres homosexuales, y quedó con ellos supuestamente para mantener relaciones sexuales.

    Una vez en el lugar convenido, aparecía él junto a los otros cinco miembros del grupo, y "valiéndose de su fuerza numérica, abordaban a la víctima escogida o 'cazada', la rodeaban para que no huyera" y la filmaban, obligándola a contestar a preguntas personales sobre su condición sexual o proporcionar datos personales como el número de DNI.

    Posteriormente, el líder del grupo editaba las imágenes "a su antojo, con el ánimo de atentar contra la dignidad personal" de las víctimas, y las difundía por Internet haciéndose virales, causando grave daño a su honor y dignidad sirviéndose de la excusa de que no concertaran nuevas citas con jóvenes, aunque los acusados, según la sentencia, tenían sobradamente edad para prestar consentimiento.

    Para leer más