20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 5 de julio de 2010

    Las clínicas privadas asumen desde mañana la demanda de la red pública en Catalunya

    Las mujeres deberán avanzar el coste de la interrupción, y Salud se lo reembolsará después

    BARCELONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Conselleria de Salud de la Generalitat dirigirá a partir de mañana, cuando entra en vigor la nueva ley del aborto, a todas las mujeres que quieran abortar por la vía pública en Catalunya hacia clínicas privadas, en el marco de un periodo de transición hasta enero, cuando los hospitales y ambulatorios estarán preparados para asumir la nueva demanda.

    Así lo ha anunciado la consellera Marina Geli este viernes, cuando ha explicado que las mujeres que vayan por la vía pública deberán avanzar el coste de la intervención, a partir de los 350 euros en función de la semana de gestación, una cantidad que será reembolsada entre mes y medio y dos meses después por el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut).

    Las mujeres con escasos recursos no deberán asumir este coste inicial, ha garantizado la consellera, que ha admitido que la red hospitalaria pública, que actualmente asume el 3 por ciento de los abortos --747 en 2008-- no podría asumir la nueva demanda pública que generará la normativa, que despenaliza la interrupción del embarazo y lo hace libre hasta la semana 22.

    Por lo tanto, y al menos hasta enero, las clínicas privadas --que en 2008 practicaron 26.289 abortos-- continuarán llevando a cabo la práctica totalidad de estas intervenciones.

    Además, desde mañana el personal, mayoritariamente de enfermería, de la línea 'Sanitat Respon' (902 111 444) estará especialmente formado para atender emergencias de mujeres con riesgo de embarazo no deseado, tras una relación sexual sin protección o bien sospecha de gestación.

    CIRCUITO DE LAS MUJERES

    De esta manera, ya sea por vía telefónica o presencial, en las 42 unidades existentes de atención sexual y reproductiva (ASSIR) y en los 376 puntos de atención sexual en CAP, las mujeres serán dirigidas a las 13 clínicas privadas autorizadas para llevar a cabo esta intervención. En Catalunya, existen 17 centros públicos que realizan abortos por malformaciones fetales avanzadas.

    Una vez en la clínica, que tendrá cuatro meses para pasar de ser autorizada a acreditada, la mujer recibirá en un sobre cerrado toda la información sobre sus derechos y ayudas en caso de decidir seguir con la maternidad y las posibilidades y formas de abortar.

    Como marca la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, la paciente tendrá tres días para pensar que opción decide seguir.

    ABORTO EN LOS CAP A PARTIR DE ENERO

    A partir de 2011 los CAP practicarán la mitad de abortos que se practican en Catalunya --los que se realizan antes de las siete semanas-- a través de la píldora RU-486, que cuesta 50 euros y por el momento sólo se utiliza en hospitales.

    En los próximos meses se trabajará en la distribución de este fármaco en las unidades de atención sexual y CAP, algunos de los cuales empezarán a distribuirlo antes de enero.

    En cualquier caso, la mujer podrá decidir si quiere abortar a través de un tratamiento farmacológico o una intervención quirúrgica --un raspado--, en ambos casos con acompañamiento sanitario garantizado.