19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • 2 de octubre de 2014

    Los concesionarios catalanes prevén 130.000 matriculaciones este año, un 13% más

    Auguran un 2015 de menor crecimiento, con un avance de las ventas del 5%

    Los concesionarios catalanes prevén 130.000 matriculaciones este año, un 13% más
    EUROPA PRESS

    BARCELONA, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de las agrupaciones de concesionarios Fecavem y Faconauto, Jaume Roura, ha anunciado este jueves que prevén cerrar este año con 130.000 matriculaciones en Catalunya, un 13% más, ligeramente por debajo del aumento del conjunto de España, que auguran del 16% hasta 840.000 matriculaciones.

    En la IV Jornada de Automoción de Barcelona en Esade, ha explicado que la situación del mercado "empieza a consolidarse, aunque lentamente", y todavía no se pueden lanzar las campanas al vuelo, ya que los cálculos para 2015 son de un aumento de las ventas inferior al de 2014, de un 5% de incremento en Catalunya y un 6% en España.

    Ha considerado que los trece meses consecutivos de crecimiento de ventas registrado en Catalunya han permitido a muchos concesionarios mantener abierto su negocio, aunque un millar han cerrado durante la crisis y actualmente quedan unos 2.300 en la comunidad.

    En seis años, se ha perdido un 60% del negocio en vehículos nuevos, y la distribución emplea actualmente a unas 18.000 personas en Catalunya, 8.000 menos que antes de la crisis, pero Roura ha celebrado que "este año se crearán de nuevo empleos en los concesionarios catalanes".

    También ha apuntado como dato positivo que en 2013 aumentó un 10% la facturación de los concesionarios catalanes hasta 3.668 millones, y ha celebrado el efecto de los planes Pive del Gobierno para renovar el parque de vehículos, cuya última edición está funcionando a pleno rendimiento tras los retrasos iniciales y la influencia del parón veraniego, ha señalado, y ha especificado que 71.105 catalanes se han beneficiado hasta ahora de los planes Pive.

    El director del Servei Català del Trànsit, Joan Josep Isern, ha incidido precisamente en la necesidad de renovar el parque de vehículos catalán para reducir su antigüedad, lo que permitiría mejorar la seguridad y en consecuencia evitar víctimas de accidentes de tráfico, así como reducir las emisiones contaminantes y por tanto mejorar el medio ambiente.

    Para leer más