5 de diciembre de 2020
19 de octubre de 2020

Condenado un concejal implicado en una trama de falsos contratos en La Mina (Barcelona)

Condenado un concejal implicado en una trama de falsos contratos en La Mina (Barcelona)
Primera sesión del juicio un concejal de Sant Adrià del Besòs (Barcelona) por prevaricación en los contratos para vigilar edificios de La Mina, al usar una empresa pantalla para pagar al patriarca del clan Los Manolos. Barcelona el 15 de septimbre de 2020 - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Cuatro inhabilitados por fingir contrataciones a una empresa de vigilancia, cuyo trabajo hizo y cobró el clan 'Los Manolos'

BARCELONA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha condenado por un delito de prevaricación administrativa a una trama de falsos contratos en el barrio de La Mina de Sant Adrià del Besòs (Barcelona), en la que en 2016 falsearon contrataciones a una empresa de vigilancia que nunca operó, mientras que el clan familiar 'Los Manolos' cobró el trabajo en efectivo a sabiendas del segundo teniente de alcalde, Juan Carlos Ramos.

En el juicio, dos de los acusados --el patriarca del clan 'Los Manolos', Ángel Amaya, conocido como Tío Cristina; y el titular de la empresa adjudicataria del servicio anteriormente, José Fernández Franco-- reconocieron los hechos, y el último explicó que no pudo presentarse de nuevo al concurso público por impagos a Hacienda: ahora, la sentencia de la Audiencia de Barcelona considera probado que pactaron una comisión para José Fernández Franco, quien contrató al administrador de la nueva empresa adjudicataria a cambio de una comisión compartida con Amaya, quien realmente hacía el trabajo.

Así, la empresa Visegurity recibió los pagos directos del Consorcio del Barrio de la Mina a través de transferencias bancarias periódicas, y al recibirlas hacía, a la vez, transferencias a las empresas que administraba José Fernández Franco --el anterior adjudicatario--, sumando un total de 41.058 euros reenviados con este sistema.

Por su parte, José Fernández Franco retiraba parte del dinero en efectivo --en total, 27.400 euros-- y entregaba una parte a Amaya, para lo que el tribunal señala que al menos cuatro veces "tuvieron encuentros que se producían en dos fases diferenciadas": primero, José Fernández Franco quedaba con el concejal Juan Carlos Ramos y le daba un sobre con una parte del dinero en efectivo recibido de Visegurity; después, el concejal quedaba con Amaya y le entregaba el mismo dinero.

CONDENAS

Por estos hechos, la sección 6 de la Audiencia de Barcelona condena a los cuatro implicados por un delito de prevaricación administrativa, y les impone una pena de inhabilitación.

Para el concejal, a quien los magistrados consideran autor del delito, la inhabilitación es de nueve años, y para el administrador de Visegurity de siete años en calidad de cooperador necesario.

En cuanto a Amaya y a José Fernández Franco, el tribunal les considera a ambos cooperadores necesarios, y estima la atenuante de confesión, por los que les condena a una inhabilitación de dos años y tres meses.

Para leer más