24 de octubre de 2020
9 de enero de 2020

Condenado a seis meses de cárcel por atacar a dos independentistas en Barcelona en 2018

La Audiencia suspende la prisión al agresor, que tendrá que pagar 1.920 euros en multas e indemnizaciones

BARCELONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un hombre a seis meses de prisión por agredir e insultar a dos manifestantes independentistas el 21 de diciembre de 2018, después de que ellas participaran en una protesta soberanista coincidiendo con la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona, pero ha suspendido la ejecución de la pena.

En una sentencia de conformidad recogida por Europa Press, la Sección Octava de la Audiencia considera probado que sobre las 20 horas del 21 de diciembre de 2018 las dos mujeres --una madre y su hija de 22 años-- iban por la calle Canigó tras asistir a la manifestación cuando, a la altura de la estación de Metro de Valldaura, se encontraron con el condenado.

Al advertir este que "se trataba de mujeres que portaban una bandera 'estelada', en presencia de ciudadanos cuya atención captó por el tono elevado que empleó, se dirigió a ellas con las expresiones 'zorras, perras, hijas de puta ¿cuánto os han pagado?" y tiró de la bandera que llevaba atada al cuello la hija y le golpeó la cabeza y en la rodilla, mientras que la madre también resultó herida al tratar de auxiliarla.

La Audiencia considera que "las expresiones que dedicó a las víctimas y las agresiones de las que las hizo objeto iban destinadas a humillarlas por su género así como por la ideología independentista que dedujo de la bandera que llevaban, insultándolas, maltratándolas y discriminándolas".

SANCIONES

El tribunal impone al hombre, por un delito contra los derechos fundamentales, una multa de 540 euros, una inhabilitación de tres años y medio para oficios educativos en ámbito docente, deportivo y de tiempo libre, y prohibición de comunicarse con las víctimas durante un año y medio.

También le condena a otras dos multas de 90 euros por dos delitos leves de lesiones, y a indemnizar a las dos víctimas con un total de 1.200 euros.

La pena de prisión ha quedado suspendida durante dos años a condición de que el hombre no delinca durante este tiempo, que se someta a un programa de aceptación de la igualdad y de la diversidad, y que cumpla la prohibición de comunicarse con las víctimas.