31 de mayo de 2020
22 de septiembre de 2008

Condenan al Ayuntamiento de Platja d'Aro (Girona) a indemnizar con 18.600 euros a una anciana que se cayó en la calle

BARCELONA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha condenado al Ayuntamiento de Castell-Platja d'Aro (Girona) a indemnizar con 18.693 euros a una mujer de 85 años que se rompió el fémur al caer al suelo a causa del mal estado de la acera.

Sobre las 21.30 horas del 28 de diciembre de 2002, Rita S.M. regresaba a casa cuando tropezó con unas baldosas que estaban levantadas. A causa de la caída, sufrió una fractura subcapital cerrada del fémur izquierdo y un traumatismo en las costillas del mismo lado.

El Ayuntamiento y su aseguradora alegaron que "no quedó constancia del accidente" salvo por las declaraciones de la anciana y su hija, y que, en el caso de haberse producido, "pudo evitarse la caída con atención" al andar.

Sin embargo, la Sala Contenciosa-administrativa, que no duda que la mujer cayera al suelo ya que sus heridas coinciden con una caída, considera que cualquier ayuntamiento es responsable cuando "el obstáculo en la calle supera lo que es el normal límite de atención exigible al deambular".

En la sentencia, la Sección Cuarta afirma que, en este caso, toda la acera presentaba "un estado lamentable", y que ello no "permitía, con un nivel de atención medio, evitar los irregulares y pronunciados desniveles" del pavimento.

La anciana permaneció ingresada 20 días y tardó otros 252 en sanar y todavía tiene problemas de movilidad en la cadera, que aún le duele, y se le ha agravado la artrosis y la osteoporosis que padecía.

El tribunal ha considerado que el tiempo de curación se prolongó a causa de las múltiples enfermedades que padecía la anciana antes de caer: hipertensión arterial, un accidente vascular cerebral, diabetes, insuficiencia cardíaca y antecedentes de cataratas, así como osteoporosis y artrosis.

Es por eso que el TSJC ha cifrado en 18.693 euros la indemnización que el Ayuntamiento de Platja d'Aro y su aseguradora deberán abonar a la anciana.