29 de enero de 2020
17 de marzo de 2010

La consulta de la Diagonal prevé el tranvía en las dos opciones y propone una rambla central

Hereu asegura que los barceloneses tienen tiempo de reflexionar su respuesta

BARCELONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las consulta ciudadana sobre la transformación de la avenida Diagonal de Barcelona contemplará en sus dos opciones la incorporación del tranvía, y planteará también conservar el bulevar actual o sustituirlo por una rambla central, según avanzó hoy Catalunya Ràdio. Fuentes municipales consultadas por Europa Press se remitieron a la presentación oficial de las opciones, este jueves.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde, Jordi Hereu, afirmó hoy que los ciudadanos tienen tiempo de informarse y analizar su respuesta, porque las alternativas que planteará la consulta "se ven en un día". Lo dijo un día antes de que el Ayuntamiento presente las propuestas definitivas para la consulta.

En la consulta, que se celebrará del 10 al 16 de mayo, los ciudadanos podrán votar tres posibilidades. Las opciones A y B corresponden a dos proyectos de cambio elaborados por la Oficina Técnica de la Diagonal, y la C sirve para quienes no apoyen la transformación.

Según Catalunya Ràdio, la primera opción de cambio plantea incorporar una plataforma central para el transporte público, por la que podrían circular tranvías y autobuses rápidos. Además, se ampliarían un poco las aceras laterales, y se mantendrían los bulevares situados entre las actuales hileras de árboles.

La segunda opción modificaría más la avenida: prevé una rambla central, delimitada a lado y lado por el arbolado, el tranvía y los carriles de circulación. En este caso habría que resituar las actuales hileras de árboles, y se enchancharían las aceras laterales.

COCHES: DOS CARRILES POR SENTIDO

En ambas opciones, pues, se reserva el espacio para el tranvía. Además, las dos reducen drásticamente la presencia de coches: sólo dispondrían de dos carriles por sentido. La opción A y B incorporan además carriles bici segregados y espacios para aparcar las motos.

Y entre las calles Marina y Sardenya se prevé crear una gran plaza por donde sólo pasaría el tranvía: los coches se desviarían por Aragó y Consell de Cent.

CONTROVERSIA

En el proyecto impulsado por el Consistorio, que ha generado mucha controversia entre los grupos municipales y plataformas ciudadanas, se han invertido dos millones de euros en la elaboración de la consulta.

PP y ERC ya rechazaron la semana pasada que las dos opciones incluyan el tranvía. El líder municipal de ERC, Jordi Portabella, pidió hoy en un comunicado que el proyecto de reforma deje abierto el tipo de transporte, ante "la incertidumbre de aspectos técnicos capitales", como si el tranvía tendría catenaria abierta o soterrada. Añadió que las propuestas que se planteen deben ser detalladas y con garantías de buen funcionamiento.

El segundo teniente de alcalde, Ricard Gomà (ICV-EUiA), defiende que el tranvía "es una parte esencial" de la reforma, y que el 75% de los 30.000 participantes apoyaron este medio de transporte durante el proceso de aportaciones ciudadanas para redefinir la avenida.

La plataforma 'Diagonal per a tothom', que considera imprescindible el tranvía, reclamó al Ayuntamiento más concreción y apoyo para evitar el actual "clima de incertidumbre ciudadana y las especulaciones necesarias".

Jordi Hereu defiende el tranvía como una de las formas más "eficientes" de mejorar el transporte público de la vía.