28 de mayo de 2020
12 de agosto de 2008

CORR.- El Ayuntamiento de Barcelona invertirá ocho millones en la recuperación de masías de Nou Barris

((Esta noticia sustituye a la anterior con el mismo título por un error en una cifra del titular y el primer párrafo))

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Barcelona invertirá unos ocho millones de euros en la recuperación y adecuación de tres masías del distrito de Nou Barris para destinarlas a uso social, según anunciaron hoy el cuarto teniente de alcalde, Ramon García-Bragado, y la concejal del Distrito, Carmen Andrés.

Antes del final del mandato en 2011, el consistorio habrá renovado y adecuado la masía de Can Verdaguer, que será un centro cívico, la de Can Valent, que se convertirá en una guardería municipal, y la de Can Carreras, que será un equipamiento destinado a las entidades vecinales del distrito.

Tanto García-Bragado como Andrés señalaron que la recuperación del pasado agrícola de Nou Barris es un proyecto "emblemático" de esta legislatura, que emana de un compromiso del alcalde Jordi Hereu durante la campaña electoral y de las demandas vecinales.

La concejal de Nou Barris recordó el "pasado rural muy importante" del distrito y como se ha ido transformando fruto de la llegada de la inmigración desde las primeras décadas del siglo XX.

La llegada masiva de obreros, sobre todo a partir de los años 50, hizo que las edificaciones construidas en forma de torreta fueran "insuficientes" para albergarlos y provocó la construcción de nuevos barrios, sin que en ocasiones éstos fueran paralelamente nutridos con servicios.

La mayoría de las masías fueron desapareciendo, pero en los últimos años algunas de ellas se han ido recuperando para dotarlos de un nuevo uso como equipamientos municipales, como las de Torre Llobreta, construida en el siglo XV, Can Basté, masía neoclásica de finales del siglo XVIII, y Ca n'Ensenya.

El Ayuntamiento de Barcelona rehabilitará ahora tres nuevas masías. La de Can Verdaguer, masía de planta basilical del siglo XVI y última masía explotada como tal en Barcelona, se convertirá en un centro cívico tras las obras de adecuación. Este inmueble estuvo habitado hasta hace ocho años y en su recuperación se invertirán tres millones de euros.

La masía de Can Valent, que ha sido objeto de incendios y saqueos, se aprovechará como guardería municipal y se mantendrá la fachada original. Finalmente, la de Can Carreras, que conserva la estructura principal de la casa rural y fue habitada hasta 2002, será un nuevo equipamiento para las entidades vecinales.