Crean un banco de fotos de enfermeras para romper con los estereotipos de género

Las enfermeras de Barcelona critican el "sexismo y androcentrismo" que ven en la organización sanitaria

Crean un banco de fotos de enfermeras para romper con los estereotipos de género
3 de diciembre de 2018 EUROPA PRESS

BARCELONA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Enfermeras de Barcelona (Coib) ha creado el primer banco de imágenes de acceso libre que refleja el "trabajo real" de las enfermeras y las muestra en su rol autónomo como profesionales clave en el sistema de salud, con el objetivo de romper con los estereotipos machistas y los relacionados con la profesión, muy lesivos, ha explicado el presidente del colegio, Albert Tort.

El Banc d'Imatges Infermeres (BII) se estrena con cerca de 700 fotografías documentales de los fotoperiodistas Ariadna Creus y Àngel García que muestran la labor de esta profesión en la atención primaria y comunitaria, hospitalaria, sociosanitaria y los servicios de urgencias y emergencias, y prevén aumentarlo hasta llegar a 3.200 imágenes en 2020, ha detallado en rueda de prensa este lunes.

La directora de programas del Coib, Núria Cuxart, ha alertado de que constantemente se encuentran con situaciones de "sexismo, androcentrismo y actitudes misóginas" que impactan de una forma especial en un colectivo con el 87% de mujeres, y las ha vinculado también a una menor representatividad en la priorización de los objetivos en salud que se hace desde la administración y la gestión.

"Nos dedicamos a todo aquello tan poco lucido pero que más preocupa cuando la enfermedad no mata", lo que se desarrolla en la intimidad y no suele explicarse tanto, y ha alertado de que el actual sistema de salud no incluye el cuidar entre sus objetivos, ni acaba de concretar en qué consiste, produciéndose a menudo concepciones estereotipadas.

Ha deplorado situaciones perversas como que no se ponen por escrito labores que las enfermeras hacen de facto, por ejemplo con la prescripción enfermera, y que a menudo les responden que ya se sobreentiende: "Esto es un fraude y hay que solucionarlo".

"Cada vez tenemos aquella respuesta patriarcal, discriminadora, que consiste en decir: No hace falta que lo digas, ya lo diré por ti", ha lamentado, y ha reivindicado que cuidar es una autentica revolución, porque capacita a las personas y cuestiona las prioridades actuales.

El jefe de márketing del colegio, Galo Quintana, ha subrayado que decidieron hacer este banco porque en los fondos de imágenes encontraban el problema constante una desubicación geográfica, cosificación y anacronismo --por ejemplo representando a las enfermeras con una cofia o desarrollando un rol supeditado--, por lo que decidieron responder de forma proactiva.

García ha reflexionado sobre la necesidad de visibilizar el mundo enfermero, que han visto como el alma mater de los centros de salud, ya que a menudo se tiene una visión en segundo plano, y Creus ha destacado que al explicar el objetivo de las fotografías, el 90% de los pacientes accedieron a aparecer, a pesar de encontrarse en situaciones delicadas.

Colaboran con el proyecto el Institut Català de la Salut (ICS), el Hospital Clínic, el Vall d'Hebron, el de Sant Pau de Barcelona, el de Mollet, El de Sabadell-Parc Taulí, el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), el centro de atención primaria (CAP) CIS Cotxeres y el Consorci Castelldefels Agents de Salut (Casap), y prevén ampliar las instituciones que participan.

HOMBRE MÉDICO, MUJER ENFERMERA

A preguntas de los periodistas, Cuxart ha reconocido que a menudo el cine, la televisión, el ocio y entornos de entretenimiento ofrecen una imagen sexista y estereotipada de las enfermeras, pero también se dan en los diccionarios, las instituciones, los medios de comunicación y la publicidad, donde se reproduce a las enfermeras en situación de sumisión, objetivización o ausencia.

También se reproducen en las personas, y por ejemplo se identifica a las mujeres como enfermeras y a los hombres como médicos, lo que obliga a enfermeros hombres y médicas mujer a tener que ir apostillando su profesión, pero ha reflexionado que, en este sentido, el colectivo enfermero ha tenido "mucha suerte" y desde hace 50 años se identifican con el femenino.

"Los hombres han sido los primeros activistas de estas estrategias, muchos se identifican como enfermeras en femenino", y ha añadido que no les gusta que les llamen 'Enfermería', porque entienden que se les objetiva, y al ser un colectivo tan fuertemente estereotipado tienen que luchar contra esta objetivación.

EL SISTEMA NO RETIENE A LAS ENFERMERAS

Sobre la situación actual de la profesión, después de que la misma Generalitat reconociera una actual falta de enfermeras, Cuxart ha señalado que "retener enfermeras es un problema en todo el mundo" y que prevén una situación dura a corto plazo por jubilaciones, y ha añadido que para hacer atractivo el trabajo es necesario reconocer la importancia de los cuidados y de esta profesión.

Ha añadido que no solo se van a otros países las que acaban la carrera, sino que el 70% de las que terminan una especialidad se van "porque actualmente el reconocimiento que hay de las especialidades es nulo" con excepción de las comadronas ante una obligación europea.

Tort ha reconocido que hay "un problema grave" en este sentido, y que actualmente trabajan en el diálogo que se da en la Mesa de las profesiones convocada por la Conselleria de Salud: "Pretendemos y buscamos partir de un diagnostico honesto para encontrar soluciones a medio plazo" y es muy importante que los datos y el diagnóstico que salgan sean los necesarios.

Contador

Últimas noticias