23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    Desmantelan un local de clonación de vehículos robados y detienen a dos hombres en Lliçà d'Amunt (Barcelona)

    BARCELONA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hombres acusados de robar vehículos y sustraer la documentación para luego clonarlos falsificando matrículas y números de bastidor en un local en Lliçà d'Amunt (Barcelona), según informó hoy la Policía catalana. El juez decretó el ingreso en prisión de ambos.

    Los detenidos, Mindaugas R. de 30 años y Razgys G. de 19, eran de nacionalidad lituana y los Mossos sospechan que el destino de algunos de los vehículos sustraídos y falsificados fuera la venta en países del Este. A ambos se les atribuye al menos el robo de cinco vehículos y once robos en interior de vehículos.

    Según la Policía autonómica, el 'modus operandi' consistía en sustraer la documentación de varios vehículos y pedir placas de matrícula en base a estos documentos robados. Con el número de bastidor --que aparece en el permiso de circulación y en la ficha técnica--construían una nueva chapa troquelada y, posteriormente, robaban un vehículo de iguales características eliminando sus elementos de identificación originales para sustituirlos por los falsos.

    Asimismo, los investigadores apuntaron a que utilizaban materiales como arena fina, grasa y pintura para simular el envejecimiento de los vehículos clonados.

    En el registro del local de Lliçà donde supuestamente operaban los detenidos, la Policía encontró cuatro vehículos robados (dos turismos y dos furgonetas), ocho llaves, cinco pares de placas de matrículas, diversa documentación con tarjetas de inspección técnica, permisos de circulación y herramientas para manipular bastidores, entre otros materiales.

    Los Mossos d'Esquadra iniciaron la operación el pasado 8 de junio tras la denuncia por el robo de una furgoneta en Sant Boi de Llobregat (Barcelona). El vehículo apareció en Granollers (Barcelona) con placas de matrícula falsas gracias a un localizador GPS que llevaba incorporado.