11 de agosto de 2020
9 de julio de 2020

Detectan presencia de rana toro en el Delta de l'Ebre (Tarragona) tras dos años

Se trata de una de las 100 especies exóticas invasoras más perjudiciales para el medio natural

Detectan presencia de rana toro en el Delta de l'Ebre (Tarragona) tras dos años
Pruebas de ADN ambiental - GOVERN

TARRAGONA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Personal técnico del Parc Natural del Delta de l'Ebre ha confirmado la presencia de rana toro después de dos años sin indicios en la zona, ha informado este jueves la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat este jueves en un comunicado.

Tras recibir el aviso de un agricultor al ver un ejemplar muy grande muerto, las pruebas han corroborado que se trata de esta especie y se ha localizado a 7 kilómetros de la 'zona cero' donde en 2018 se detectó por primera vez.

También se ha identificado en dos desagües, según los resultados del análisis ADN ambiental, una herramienta genética que se usa para detectar una especie a través de una muestra de agua sin capturar el ejemplar.

El hallazgo se ha producido en el marco de los muestreos que se llevaron a cabo en mayo en el plan de seguimiento y erradicación de la especie, y a raíz de la detección se ampliaron los puntos analizados el año anterior.

El departamento señala que, aunque la información disponible todavía es insuficiente, parece que algunas de las ranas que salieron de la 'zona cero' se habrían dispersado y se desconoce el número y la ubicación exacta porque los puntos de muestreo engloban una zona amplia del hemidelta izquierdo.

Las actuaciones previstas se centran en acotar la presencia a partir de análisis ADN ambiental en más puntos, y una vez se conozca el alcance, se comenzará a hacer muestreos y a replantear actuaciones; el departamento también ha pedido la participación ciudadana para avisar en caso de ver o escuchar algún ejemplar.

La rana toro es una de las 100 especies exóticas invasoras más perjudiciales para el medio natural, por el impacto ecológico que causa, y en 2018, cuando se detectó en el delta, la Generalitat inició un plan de erradicación.

El departamento ha recordado que el plan de erradicar la especie incluyó inicialmente el confinamiento del núcleo, siendo las primeras actuaciones ejecutadas el aislamiento hidrológico y físico, con la construcción de una valla de 6 kilómetros, la salinización del agua y el monitorazgo intensivo en la zona, y gracias a esos trabajos desde octubre de 2018 no se detectaron más ejemplares, al igual que en todo 2019.

Para leer más