20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 1 de noviembre de 2009

    Detenidas tres personas por obligar a chinas 'sin papeles' a prostituirse en Barcelona

    BARCELONA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de los Mossos d'Esquadra han detenido a los tres propietarios de un piso del Eixample de Barcelona, dos hombres y una mujer, todos de nacionalidad china, que obligaban a ejercer la prostitución 24 horas al día a mujeres de su país en situación irregular y bajo un fuerte control.

    La detención se produjo el viernes 23 de octubre después de que a principios de mes el teléfono de emergencias 112 recibiera una llamada anónima, efectuada por una víctima, que explicaba la ubicación de un piso del citado distrito en que había mujeres en situación irregular obligadas a prostituirse contra su voluntad.

    Ante esta situación, los agentes de la Unidad de Investigación del Eixample pidieron una orden de entrada y registro al domicilio investigado y, en su entrada, detuvieron a dos hombres, Tian J., de 39 años, Xul Y., de 32, y Qingxia W., de 36, --todos con domicilio en Barcelona--, como presuntos autores de un delito contra los derechos de los trabajadores y contra la salud pública.

    En el momento de la detención, había cinco chicas en el piso que ejercían la prostitución. Ninguna de ellas manifestó estar coaccionada para ejercerla, aunque declararon que tenían jornadas laborales de 24 horas, si bien siempre tenían que estar disponibles por si había algún cliente, y una de ellas explicó que la habían engañado porque creía que venía a trabajar de cuidadora de niños y no a ejercer la prostitución.

    Asimismo, ninguna de ellas tenía contrato labora y sólo disponían de permiso para salir a la calle cuando no había clientes para ofrecer servicios, algo que era poco habitual. Todas ellas fueron trasladadas a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía para comprobar si estaban legales en el país, a efectos de aplicar la Ley de Extranjería.

    PISO CON CÁMARAS DE VIGILANCIA

    Se da la circunstancia de que el piso disponía de sistemas de vigilancia tanto en el interior como en los accesos del edificio con el objetivo de obtener el control del entorno del edificio.

    Qingxia W. ya fue detenida hace dos años en Barcelona por un delito de tráfico ilegal y favorecimiento de la prostitución. Los otros dos detenidos no tenían antecedentes policiales. Los Mossos trasladaron al Ayuntamiento de Barcelona toda la información relacionada con esta actuación policial para que inice los trámites pertinentes de sanción administrativa por ejercer la prostitución en un local sin tener licencia.