20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 16 de octubre de 2010

    Se disparan hasta 56.000 los usuarios de las salas de estudio nocturnas en lo que va de año

    Se disparan hasta 56.000 los usuarios de las salas de estudio nocturnas en lo que va de año
    EP

    BARCELONA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Los usuarios que utilizan las salas de estudio nocturnas de Barcelona se han disparado en lo que va de año, y hasta finales de septiembre ya habían registrado 56.466, cuando en todo el 2009 se quedaron en 52.297, según los últimos datos municipales.

    En declaraciones a Europa Press, la concejal responsable del Área de Cultura, Educación y Bienestar Social, Imma Moraleda, ha subrayado este sábado que las salas de estudio nocturno han ido "in crescendo" desde que empezaron en el curso 1997/98.

    La capital catalana dispone este año de 21 --ocho permanentes y 13 temporales--, dos más que en 2009. Pese a que todos los distritos tienen al menos una, Ciutat Vella y Les Corts no tienen ninguna que funcione todo el año.

    El incremento de usos se ha notado sobre todo en las temporales, donde se han triplicado en relación al año pasado. Así, las de mayo y junio --para estudiar los exámenes de fin de curso y la Selectividad-- han tenido 9.237 usos, frente a los 3.858 del año pasado.

    A ellos debe añadirse la apertura de salas para los exámenes de enero, que registraron 1.404 visitas. En relación a las permanentes, hasta septiembre ya han pasado por ellas 45.825 usuarios, cuando en todo el 2009 fueron 48.439.

    Las permanentes ofrecen también actividades paralelas: lenguas --catalán, inglés, francés, portugués, alemán, francés, italiano y árabe--; talleres de fotografía, escritura, informática y relajación; y otras actividades, como teatro y parejas lingüísticas.

    MÁS TREINTAÑEROS POR LA CRISIS

    El 42,5% de usuarios en época de exámenes son universitarios de entre 20 y 24 años, y desde el año pasado los estudiantes de más de 30 años van en aumento, y ya representan el 7,9%. Durante todo el año, los universitarios entre 20 y 24 años suponen el 45,8%, y los mayores de 30, el 8,5%.

    Moraleda ha atribuido el aumento de treintañeros a que "la crisis ha hecho que haya más gente que se haya planteado volver estudiar", y a que el mercado laboral aconseja apostar "por la formación continuada".

    Por procedencia, el 69,4% de los usuarios en época de exámenes son del mismo barrio, y un 14,7% del mismo distrito, unos porcentajes similares durante el resto del año.