21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    El escritor Andreu Martín lamenta la política "reactiva" de Catalunya y los discursos faltos de ideología en elecciones

    El autor, participante en BCNegra, anima a los españoles a cuidar y leer más novela negra

    BARCELONA/MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El escritor catalán Andreu Martín lamentó que, cuando se acercan las elecciones, los discursos de los políticos se "desvistan de ideología", un fenómeno que el coautor de las series literarias de Flanagan y Ángel Esquius extrapola también al ámbito político interno de Catalunya, donde, a su juicio, se vive un tipo de política "reactiva" y "visceral" en la que "los pensamientos se forman no a partir de convencimientos, sino contra los convencimientos de otros".

    En una entrevista concedida a Europa Press, Andreu Martín, que participó el pasado jueves en la mesa redonda 'Negra y Mediterránea: Barcelona', celebrada en Madrid en el marco del encuentro internacional de novela negra BCNegra, manifestó su preocupación por cómo "los discursos de los políticos cada vez se están desvistiéndo más de todo tipo de ideología, y de qué forma, con el afán de pillar a los indecisos, procuran no decir lo que piensan" en el momento de la campaña electoral.

    Poniéndo la política como ejemplo, Martín comparó la particular "guerra" que existe actualmente entre la imagen y la literatura, explicando que "la imagen es una representación de lo concreto y la literatura, de lo abstracto". Para este autor catalán, actualmente se vive "una etapa de cambio en la que se está pasando de la época de lo abstracto a la de lo concreto", algo "peligroso" a su juicio, ya que "si se pierde la abstracción, se pierde la simbolización".

    Para completar su reflexión sobre este fenómeno, que extrapoló al ámbito de la política, mencionó cómo el Partido Popular, que desde su punto de vista, "ha sido muy sincero, claro y franco durante toda la legislatura, de repente, en época de elecciones se calla y se pone muy neutral, muy normal y acusa a los otros de tensión", una observación que calificó al menos de "curiosa".

    En su opinión, esto es una muestra más de que "se prescinde de la ideología profunda para poder captar a esos indecisos". "Nos estamos yendo a lo concreto, lo que se busca son votos, el poder, no se busca un nuevo tipo de sociedad por ejemplo o cosas más ambiciosas que tiene que ver con una abstracción, una filosofía, o una forma de futuro", se quejó.

    Para Martín, este hecho "es muy peligroso porque significa que se prescinde lo más esencial, que es el pensamiento". "De repente nos fascinamos por titulares de periódico que normalmente no dicen nada importante, pero eso es lo que nos deja boquiabiertos, no es más que una simplificación muy burda y grosera de la realidad que está pasando", añadió, manifestando lo "preocupante" que es que los políticos crean que "esa es la mejor imagen que pueden dar y que estén convencidos de que el público atiende discursos tan elementales".

    Preguntado por la política propia de Catalunya, el autor de novela negra aseguró que también allí "se simplifican las cosas" a niveles semejantes, y destacó que en el ámbito político catalán "se forma un tipo de política reactiva, igual que en el País Vasco, donde, a partir de lo que se vive como agresiones externas, se responde de una forma reactiva, y los pensamientos se forman no a partir de convencimientos, sino contra los convencimientos de otros".

    SIN ABSTRACCIÓN, "NO HAY ENTENDIMIENTO".

    Para el escritor catalán esto es "un lío" porque no acaba de haber "sinceridad ni tampoco claridad en los pensamientos". "Por ejemplo, cuando ERC dice que Catalunya no es España, no se lo creen ni ellos porque que Catalunya es España es un hecho, pero al decirlo, parece ser que condicionan sus comportamientos a eso y actúan de una forma extraña en función de lo que dicen como reacción", señaló, asegurando que "todo" es "inmediato y de réplica visceral, intuitiva, sin reflexión de fondo y sin abstracción, de manera que no hay pensamiento y se actua de formas muy elementales".

    Además, puso otro ejemplo mencionando a la banda terrorista ETA, que según afirmó "es acción pura y reacción pura de la forma más bestia que se pueda imaginar", ya que "es evidente que poner una bomba no arregla nada, en todo caso complica más las cosas". En este contexto, insistió en que "si queda la acción-reacción inmediata o lo concreto, y se pierde de vista la abstracción, entonces no hay manera de entenderse".

    VUELVEN FLANAGAN Y ESQUIUS.

    Por otro lado, preguntado por su participación en el encuentro internacional de novela negra, BCNegra, el autor reivindicó la necesidad de extender a lo largo del territorio español este género que, en su opinión, aún está poco cuidado en España, en comparación con otros países como Francia.

    En opinión de Martín, que viajó a Madrid el jueves pasado "en avión" --pronto lo hará "en AVE"-- para participar en una mesa redonda junto a otros grandes nombres de este género, aclaró que iniciativas como BCNegra o la Semana Negra de Gijón deben servir de precentes para que este tipo de literatura alcance la popularidad que se merece en todo el territorio español.

    Finalmente, Andreu Martín señaló que está ultimando los detalles del próximo libro de la serie juvenil de Flanagan, que elabora junto a Jaume Ribera y que está "casi acabada". Asimismo, afirmó que ambos autores trabajan también en otro libro protagonizado por su personaje Ángel Esquius, que aunque avanza rápido, "todavía está verde".