17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 2 de julio de 2019

    Un estudio descarta que la incineradora del Besòs emita más dioxinas que el tráfico

    Un estudio descarta que la incineradora del Besòs emita más dioxinas que el tráfico
    Incineradora del BesòsTERSA

    BARCELONA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Un estudio ha descartado que la incineradora del Besòs, de la empresa metropolitana Tersa y ubicada en Sant Adrià de Besòs (Barcelona), emita más dioxinas que el tráfico, según muestras tomadas en el entorno de la planta y en otros dos puntos de la ciudad.

    El estudio, consensuado con expertos, ha recogido muestras en el aire y el suelo en siete ubicaciones durante diversos momentos del año, y era uno de los compromisos asumidos por el Ayuntamiento de Barcelona y la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) con vecinos, ha destacado el consistorio en un comunicado este martes.

    Cinco de los puntos de medida se han ubicado a distintas distancias del entorno de la incineradora --ubicada cerca del Fòrum-- mientras que otro se ha colocado en el barrio de Sant Andreu, y otro en un punto del Eixample con un volumen de tráfico habitual en la ciudad.

    El estudio asegura que las unidades de dioxinas encontradas en las diferentes estaciones no muestran diferencias significativas entre ellas, lo que demuestra una falta de aportación extra de la incineradora de estos compuestos, producidos a partir de procesos de combustión.

    "Esto no significa que la incineradora no emita partículas, sino que en todo caso la emisión que hace la instalación es equiparable a la que provocan otros procesos de combustión" que se producen diariamente en la ciudad, especialmente el tráfico rodado, según el Ayuntamiento.

    Sin embargo, algunas medidas muestran valores de dioxinas más elevados en estaciones más cercanas a la incineradora, aunque el estudio, consultado por Europa Press, asegura que estos valores no son muy elevados en comparación a otros estudios, pero se acercan a anteriores de la zona.

    También se tomaron muestras aprovechando una parada de la planta incineradora para mantenimiento, que no mostraron diferencias significativas, según el estudio, que asegura que las concentraciones de dioxinas son muy bajas en comparación con estudios previos.

    Este análisis se ha completado con otro cualitativo de los diferentes tipos de dioxinas halladas, según origen, y el trabajo concluye que en los casos en que se han encontrado concentraciones puntuales más altas no se pueden atribuir en exclusiva a las emisiones de la incineradora.

    CONCENTRACIÓN DE PLOMO

    El estudio detecta que, en varias muestras, las concentraciones de plomo son más altas que las legisladas para suelos urbanos, e indica que este metal se ha relacionado con las emisiones de coches de gasolina en el pasado, por lo que es posible que estas concentraciones sean por influencia del tráfico.

    Se trata de un trabajo liderado por un comité de científicos independientes que ha llevado a cabo el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Diagnosis Ambiental y Estudios del Agua (Idaea), encargado por el Ayuntamiento, la ASPB y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

    Éste es el segundo informe asociado a la incineradora, después de que otro trabajo, de mayo del año pasado, no identificara que la proximidad de a la planta implicara una mayor mortalidad.