24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • 15 de diciembre de 2019

    Evitan nueve matrimonios forzados en Catalunya en un año y prueban un nuevo protocolo

    Valentes i acompanyades atiende a 39 casos y trabaja conjuntamente con Generalitat

    Evitan nueve matrimonios forzados en Catalunya en un año y prueban un nuevo protocolo
    El secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós - EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO

    GIRONA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Generalitat y la asociación Valentes i acompanyades han evitado nueve casos de matrimonio forzado en jóvenes catalanas este año, entre las que figuran algunas que son menores de edad, mientras que la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha impulsado un protocolo de detección y prevención que se inicia en dos pruebas piloto.

    En una entrevista de Europa Press, el secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía, Oriol Amorós, ha explicado que prueban el protocolo en Manresa y Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), que "implica la formación intensiva de todos los profesionales", y más adelante se extenderá a toda Catalunya, donde actualmente solo hay un protocolo en Girona, que se actualizará con este nuevo.

    Valentes i acompanyades --con sede en Girona-- atiende actualmente a 39 casos, entre los que hay diez nuevos de este año: los nueve evitados y uno que llegó cuando ya llevaba dos meses casada.

    Amorós ha subrayado la complejidad de este tema: "Es un delito, y evidentemente es violencia machista, pero quien comete el delito la mayoría de las veces cree que hace lo mejor para la víctima, quiere a la victima", y cambiar esto no es fácil, porque parte de unas convicciones muy arraigadas sobre cómo tienen que ser las relaciones afectivas y qué es el matrimonio.

    Ha relatado que hace un par de años lograron hacer volver de Senegal a una chica catalana de 15 años, alertados por la hermana mayor de que el padre de ambas --huérfanas de madre-- se la había llevado con intención de mutilarla y casarla: "Nos ayudó mucho una familia que era vecina, y el que entonces era embajador español fue muy sensible".

    Lograron que la hermana, mayor de edad, pudiera autorizar la salida del país de la menor, que regresó a Catalunya con colaboración de los servicios consulares españoles, y en este caso facilitó la situación el hecho de que tenía nacionalidad española, mientras que es más complicado en el caso de una menor que está actualmente en Costa de Marfil pero no tiene nacionalidad, y tratan de ayudarla junto con entidades locales.

    Amorós ha puesto en valor la importancia de la prevención, un trabajo consolidado en el caso de familias de origen del África Subsahariana: "Ahora nos falta entrar en la realidad pakistaní e india, que de momento tiene una migración de pioneros" con niños todavía pequeños, por lo que calculan que puede aumentar la problemática.

    MUTILACIÓN GENITAL

    "Prácticamente todos los casos de mutilación genital femenina (MGF) también son de matrimonio forzado" pero no a la inversa; los grupos de riesgo de MGF son principalmente de origen en África Subsahariana, aunque hay una incidencia muy alta en Egipto, mientras que el matrimonio forzado está presente también en Asia, y ha añadido que en Catalunya se hacía hasta hace un siglo.

    Amorós ha observado que, en ocasiones, estos matrimonios son una forma de mantener un vínculo con familia extensa, y en otras hay intereses económicos --a menudo vinculados a la supervivencia--, y ha puesto en valor que el cambio más importante lo lideran las mismas afectadas.

    Ha subrayado el efecto positivo de los programas preventivos, como uno de alfabetización a padres de alumnos de escuelas --junto a la Conselleria de Educación--, en el que los mismos hijos han participado; al terminar, la mayoría de padres querían que las niñas siguieran estudiando, siendo la continuidad educativa una buena forma de prevención de estos matrimonios.

    Entre las políticas preventivas han incluido 15 horas de formación en igualdad en todos los procesos de acogida, y ha dicho que en adelante deben reforzar la capacidad de detección de los profesionales, así como los circuitos y, posteriormente, "trabajar en la recuperación" de las víctimas, a lo que todavía no han llegado en el caso de matrimonios forzados, aunque sí que se hace recuperación física en MGF.

    "PRÁCTICA PATRIARCAL"

    La coordinadora de la asociación Valentes i acompanyades, Ariadna Vilà, ha explicado acompañan a estas jóvenes con planes individuales hasta que ven que son totalmente autónomas, y cuentan con colaboración de otras chicas que han pasado por la misma situación, con las que pueden empatizar por compartir vivencias y cultura de origen.

    Ha destacado que entre los matrimonios forzados hay una casuística diversa, ya que cada familia y cada cultura son diferentes: "No queremos estigmatizar ninguna religión ni ninguna cultura, pero luchamos contra una practica patriarcal que atenta contra los derechos de estas niñas", y no deja de ser una practica tradicional y cultural que se hacia en Catalunya anteriormente.

    Son procesos que "lamentablemente son a largo plazo", y el plan de trabajo se inicia con una evaluación de la situación laboral, formativa, psicoemocional, administrativa y jurídica, del área familiar y tejido social, salud, vivienda y económica, con medidas en cada ámbito y atención psicosocial.

    La entidad ha participado dando consejo en el nuevo protocolo, que ha considerado que servirán para reforzar la prevención --ya que se dio un caso de "mala praxis" de policías--, y ha calificado de prioritario el trabajo preventivo con la comunidad antes de que se dé la situación de riesgo.

    Para leer más